Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VICTORIA LOCAL

La Vuelta a Murcia o cuando dos amigos se juegan el triunfo

Luis León Sánchez triunfa ante Alejandro Valverde, en un delirio entre aficionados locales

SERGI LÓPEZ-EGEA
10/02/2018

 

Cuando los amigos corren juntos nunca saltan las chispas de las ruedas. Se conocen tanto que basta con que se miren. Un simple movimiento sobre la bici sirve para que Alejandro Valverde, 111 victorias en su palmarés, compruebe si Luis León Sánchez, estrella también del ciclismo murciano, va fino o le duelen las piernas. Si está o no para ganar. Si merece la pena esperar al esprint final, donde el más veterano es más experto, o si la recompensa le sirve a Luis León, 34 años, para que fructifique el demarraje, a tan solo 1.200 metros de la meta de la Vuelta a Murcia.

Luisle y Valverde fueron la semana pasada los protagonistas principales en la Vuelta a la Comunitat Valenciana cuya victoria correspondió al corredor del Movistar. Una semana más tarde, este sábado, cambio el guion y el corredor de Mula, vestido de Astana, recogió el botín ante un Valverde que tenía y sigue teniendo cinco victorias en la principal carrera ciclista de la Comunidad Murciana, posiblemente también el mayor evento deportivo internacional que organizan. 

Gilbert, tercero
Y, encima ambos, en plena exhibición, la de dos amigos que se ponen de acuerdo, a los que parece ni les importe quién de los dos se llevará la victoria, son capaces de neutralizar y dejar de lado a todo un excampeón del mundo y clasicómano con perigrí como es Philippe Gilbert, tercero en la escena murciana, quien llegó a la Gran Vía murciana enseñando la lengua, como testimonio de que lo había dado todo y no había podido con la pareja local.

Murcia fue feliz y Murcia constató de nuevo que Valverde sigue siendo incombustible tras la brutal caída del Tour que a punto estuvo de cuestionar su futuro como corredor. Primero y segundo, los dos héroes locales, dos amigos, dos que se conocen y hasta que entrenan juntos cuando Luisle baja de su Andorra de adopción buscando el calor de su Murcia natal.

Las noticias más...