+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

cambio de hábitos de consumo

El covid reduce el desperdicio alimentario y eleva las donaciones

Un estudio de Aecoc y el Ministerio de Agricultura apunta a que el desperdicio se redujo el 14% durante el confinamiento

 

Un voluntario de la oenegé Banco de los Alimentos. - REUTERS | HEINO KALIS

EDUARDO LÓPEZ ALONSO
22/09/2020

La crisis del covid ha reducido el desperdicio alimentario e incrementado las donaciones de alimentos. El efecto colateral de la pandemia ha sido detectado por un estudio realizado por el Ministerio de Agricultura y la asociación Aecoc, que apunta a que el desperdicio global se redujo el 14% durante el confinamiento. Las empresas del sector de la distribución han acelerado la implementación de medidas de aprovechamiento de alimentos, hasta el punto de que el 71% de los fabricantes alimentarios tienen medidas concretas para la gestión de excedentes. 

Según el estudio, por  cada kilo o litro de producto que se produce en la industria se generan 0,002 kg/lt de subproducto -materia susceptible de ser aprovechada- y tan solo 0,0004 kg/lt de residuos. Entre las principales causas del desperdicio, las empresas apuntan a la detección de problemas que impiden cumplir con sus criterios de calidad del producto (23,02%), las mermas generadas durante el proceso de producción (22,2%) y las averías de maquinaria (18,2%).
 
Según una encuesta realizada por Aecoc entre sus asociados, el 73,2% de las cadenas de distribución ha aumentado el volumen de excedentes alimentarios donados desde el inicio del confinamiento. En relación a este dato, el 53,6% prevé que en el futuro próximo mantendrá el nivel actual de donaciones, por un 42,9% que espera normalizarlo una vez empiece a superarse la crisis.
 
Sobre las principales barreras encontradas durante la crisis del covid a la hora de realizar donaciones, el 67,9% de los distribuidores indica la dificultad para atender la gran cantidad de peticiones recibidas. Otras problemáticas señaladas han sido la coordinación y colaboración con las entidades receptoras (32,1%), la identificación de entidades receptoras de proximidad (28,6%) y la complicación para transportar los alimentos (25%).

Sobre los datos del 2019, en los hogares españoles se desperdiciaron 1.352 millones de quilos de alimentos, lo que representa el 4,7% del total de alimentos adquiridos, lo que supone una cierta estabilización estabilización de las ratios de desperdicio alimentario, que en 2018 creció el 9% y en el 2019 se quedó en un incremento del 1%.