+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

REFORMA LEGISLATIVA

El Gobierno compensará en la pensión periodos no cotizados tras tener hijos

La medida reformula el complemento por maternidad que el Tribunal de la UE tumbó por discriminatorio

 

El ministro de Seguridad Social, Jose Luis Escrivá, durante una entrevista concedida a Efe. - EFE

EL PERIÓDICO
16/11/2020

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ultima el mecanismo para compensar la pensión por los periodos de baja o nula cotización tras tener o adoptar un hijo y que podría estar ya en vigor a principios del año que viene, ha avanzado a EFE el ministro, José Luis Escrivá.

Este cambio, que se hará vía modificación de la ley general de la Seguridad Social, supone reformular el complemento por maternidad en las pensiones que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) consideró discriminatorio con los hombres.

Para ello, ha explicado Escrivá, a la hora de jubilarse se verá la vida laboral y se aplicarán unos coeficientes compensatorios a esos periodos sin cotizar tras tener o adoptar hijos que elevarán el importe de la pensión. "Es un cambio normativo que establece un pago asociado a periodos de baja o nula cotización a la Seguridad Social en los periodos posteriores a tener un hijo", ha señalado el ministro.

En vigor a principios del 2021

Aún está por determinar qué "ventana de tiempo" se tendrá en cuenta tras la llegada de un hijo para ver esos "huecos de cotización". "Estamos en un punto bastante avanzado", ha reconocido Escrivá, que confía en que este cambio normativo, sin riesgos jurídicos por discriminación, esté en vigor a principios del año que viene.

"No es discriminatorio entre hombres y mujeres pero (...) tenemos toda la seguridad de que va a ser una prestación que, en un porcentaje muy elevado, va a favorecer a las mujeres y ayudar a reducir la brecha de género que hay en las pensiones", defiende.

Con la modificación que plantea Escrivá se trataría de compensar las reducciones de jornada, o despidos, que se hayan producido con posterioridad a la maternidad, ya que son mayoritariamente las mujeres quienes presentan mayores lagunas de cotización.

El complemento de maternidad en las pensiones, aprobado en el 2016 por el gobierno del PP, establecía un porcentaje adicional en la cuantía de cada nueva pensionista en función del número de hijos que hubiera tenido: un 5% más por dos hijos, un 10% por tres y un 15% por cuatro o más hijos.

A 31 de agosto del 2020, 319.896 mujeres cobraban el complemento de maternidad en sus pensiones de jubilación por unos 59,5 euros mensuales de media, según los datos de la Seguridad Social.

Brecha de género

De acuerdo con la última nómina de las pensiones, la del mes de octubre, hay 3,7 millones de hombres percibiendo una pensión de jubilación por un importe medio de 1.345 euros, mientras que en el caso de los 2,4 millones de mujeres pensionistas la pensión media no llega a 892 euros.

De esta forma, la brecha de género en las pensiones de jubilación se sitúa en el 33,6 %, aunque en el caso de las nuevas altas se reduce al 19,5 %, mientras que hace una década en esas nuevas altas también superaba el 33 %, según los datos de la Seguridad Social.

Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), en el tercer trimestre del año había 461.000 mujeres trabajando a tiempo parcial que alegaban hacerlo por cuidado de menores o personas dependientes, frente a 29.200 hombres. Asimismo, había 3,4 millones de mujeres inactivas dedicadas a las labores del hogar, frente a 510.000 hombres.

También son mayoritariamente mujeres (87 %) las que se acogen a excedencias por cuidado de hijo, con 38.454 dadas de alta en el primer semestre del año, frente a los 5.431 hombres, aunque los tres primeros años tienen consideración de periodos de cotización efectiva a efectos de las prestaciones de la Seguridad Social.