+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL DÍA SIGUIENTE A LA CITA ELECTORAL

La Creex espera que las negociaciones postelectorales no perjudiquen a Extremadura

 

Francisco Javier Peinado secretario general de la Creex, en una imagen de archivo. - EL PERIÓDICO

EFE
29/04/2019

La Confederación Empresarial Extremeña (Creex) ha pedido que, tras los resultados de las elecciones generales y ante las negociaciones para conformar gobierno, "no resulten perjudicados los de siempre", como regiones como Extremadura.

El secretario general de la Creex, Francisco Javier Peinado, ha manifestado que "en esos tiras y aflojas de las inversiones al final siempre salen perjudicadas tierras como la extremeña", muy necesitada de infraestructuras y normativas fiscales que permita cambiar el modelo productivo.

Por ello, ha aseverado, esta "reivindicación" debe ser convertida por todos los extremeños en una "exigencia" al nuevo Gobierno central.

Saldar la deuda histórica, traducida en inversiones productivas para la región, y crear un plan especial de empleo que incluya a su vez uno formativo, deben ser "claves" para el nuevo Gobierno, ha añadido.

Tras los resultados obtenidos, Francisco Javier Peinado ha confiado en que se puedan arbitrar un Ejecutivo "estable" para los próximos cuatro años, que a su juicio serán "clave" para el país tanto desde el punto de vista social como el económico.

En esta línea, ha apostado por "una mayoría fuerte y consolidada" que "destierre" la posibilidad de tener que recurrir al apoyo de los independentistas.

En este sentido, Peinado espera que las formaciones "reposen los resultados electorales y de una forma sosegada" piensen en el interés de toda la ciudadanía española por encima de "los propios partidistas".

Ha solicitado además que "se acaben con los decretazos", y sean sustituidos por leyes que permitan escuchar a los agentes económicos y sociales.

En este sentido, la patronal ha reclamado que "los viernes sociales dejen de ser viernes de dolores para el sector empresarial" porque, respetando "muy mucho" los objetivos en políticas sociales, éstas no deben "ir siempre sobre los hombros de los mismos, lo que además afecta a la actividad económica".