+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DE VUELTA A LAS URNAS

El PSOE confía en movilizar a su electorado ante el avance de Podemos

Sánchez diseña una campaña en la que resaltará el realismo, la experiencia y el equipo de los socialistas

 

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante un coloquio celebrado este jueves. - EFE / JAVIER LÓPEZ

JUAN RUIZ SIERRA
09/06/2016

El PSOE asegura que las recientes encuestas, que vaticinan la victoria del PP y el ‘sorpasso’ de Unidos Podemos en votos (algunas también en escaños), no reflejan lo que ocurrirá el 26 de junio. Los socialistas señalan que la campaña será más decisiva que nunca, que parte de su electorado se encuentra dormido pero despertará, que todos los sondeos priman el voto urbano sobre el rural (algo que perjudica al partido de Pedro Sánchez) y que esos mismos estudios son los que pueden hacer que el votante tradicional del PSOE, que ahora está pensando si votar o no, acuda finalmente a las urnas ante la posibilidad de que la formación pierda  la hegemonía en la izquierda. Su otra gran esperanza se sitúa en los desencantados con Pablo Iglesias.

“Mi experiencia es que los españoles tratan mejor a los socialistas que las empresas demoscópicas”, dijo el secretario general este jueves durante un coloquio organizado por la revista satírica ‘Mongolia’. “El PSOE tiene proyecto, equipos y experiencia para liderar el cambio”, continuó Sánchez, resumiendo en una frase gran parte del contenido de su campaña. Ante el avance de Podemos, el candidato socialista se esfuerza en resaltar las medidas de su programa, subrayando que no son producto de la “improvisación” del recién llegado, en referencia a Iglesias, sino que las iniciativas se han ido gestando en un proceso en el que han participado dirigentes realistas y de larga trayectoria.

El mensaje pretende contrastar la incógnita que supone el partido morado con la presunta fiabilidad del PSOE, que en las últimas semanas ha abandonado sus habituales disputas internas, al menos en público, para conjurarse contra la posibilidad del ‘sorpasso’. Nuevas y viejas generaciones del partido, de Núria Parlón a Josep Borrell, y altos mandos con conflictos pasados y quizá futuros, como Susana Díaz y el propio Sánchez, escenifican unidad.

LOS ESCENARIOS


Si el PSOE queda segundo (el partido descarta la primera posición, más allá del discurso oficial), Sánchez dice que volverá a intentar un acuerdo similar al que en abril no pudo ser, con Podemos y Ciudadanos. Y si queda tercero en escaños, la disyuntiva puede ser traumática: pactar con Iglesias para que este sea presidente o permitir, con una abstención, la continuidad de Mariano Rajoy. Aunque en este último caso, quizá ya no sea Sánchez quien tome la decisión.