Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

en el espacio público

El arte conquista el mundo rural extremeño

CRISTINA JAÉN POLO
14/03/2019

 

En el año 2013 arranca la iniciativa ‘Tejiendo la calle’ en Valverde de la Vera, este espacio consiste en la elaboración de parasoles gigantes mediante la técnica del ganchillo XXL. Se utiliza como tejido el plástico de las bolsas recicladas y la labor se desarrolla en colaboración con las tejedoras y vecinos; cada participante elabora sus propios diseños. Las piezas funcionan como protectores solares y durante todo el mes agosto adornan el municipio.

Este proyecto ideado por Marina Fernández Ramos, directora técnica de Tejiendo la calle, sirvió de impulso para crear Supertrama, un programa de arte público en Extremadura que tiene como objetivo promover espacios artísticos y de experimentación a través del arte. Con ello, se pretende generar conexiones entre arte, arquitectura, patrimonio, espacio urbano y la ciudadanía en el ámbito rural extremeño.

“El primer año se realizó en Valverde de la Vera porque era un contexto en el que ya teníamos experiencia en prácticas colaborativas e intervenciones en el espacio público”, expresa Fernández. Desde entonces el turismo ha aumentado en la localidad: “llama mucha gente por teléfono para saber si los parasoles están puestos”, según informa el Ayuntamiento de Valverde.

Fernández Ramos declara: “El objetivo es poder facilitar accesibilidad al Arte Contemporáneo en las poblaciones donde normalmente no es tan habitual”. El tipo de actividades que se plantean se elaboran en el entorno público: “están abiertas a la implicación por parte de los vecinos”, declara.

Mientras en Valverde han tejido parasoles, el municipio pacense de Vivares fue elegido como sede para la segunda edición Supertrama en 2018. Una de las propuestas que se llevó a cabo fue Genea-Logo que representa de forma gráfica, a través de un mosaico pictórico el árbol genealógico de Vivares desde 1966 hasta la actualidad.  “La implicación por parte de los vecinos y vecinas fue excelente. Es un proceso en el que aprendemos todos los que estamos implicados, además está destinado a todas las edades, por lo tanto fomenta la convivencia entre la gente de la localidad. Vivares se volcó”,  proclama la directora.

En cuanto a la temporalidad de las obras expuestas, aunque se trata de intervenciones efímeras, en Valverde continúan, además de los parasoles durante el mes de agosto, las piezas de cerámica de Antonio Ballester Moreno y Ana Ausín esparcidas por balcones y ventanas del pueblo, Plug In Façades de Estudio Extramuros también continúa instalada en una fachada de ladrillos-gafa, y en Vivares puede verse el mural en el suelo Genea-Logo de Alberto Crespo y Susana Soria y también la instalación de Cajas-Nido de Lucía Loren.

El año pasado fue la primera vez que se abrió la convocatoria a nivel regional y se presentaron alrededor de unos 20 municipios de la región.

La tercera edición de Supertrama tiene abierto el plazo de inscripción hasta el 28 de marzo, las localidades que se quieran acoger deberán tener menos de 5.000 habitantes y cumplir con una serie de criterios que se valorarán para la selección. Este proyecto, está organizado por la Junta de Extremadura, el Instituto de la Mujer e Instituto de la Juventud, las Diputaciones de Cáceres y Badajoz y el Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura, entre otros.

Las noticias más...