Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIONES DE UNA SÚPERVENTAS

Isabel Allende compara el conflicto catalán con las protestas en Chile, Francia y Ecuador

"Hay movimientos de incertidumbre y malestar en todas partes del mundo", dice la escritora chilena, galardonada con el premio Barcino de novela histórica por 'Largo pétalo de mar'

MAURICIO BERNAL
04/11/2019

 

Hay escritores a los que se supone tan enchufados con la realidad, tan atentos a lo que ocurre, tan dispuestos a impregnar sus libros con lo que ocurre, que se les atribuye la condición de profesionales de la opinión y se les pregunta de todo y sobre todo. Fue lo que ocurrió este lunes en la rueda de prensa que concedió la chilena Isabel Allende en su condición de Premio Internacional de Novela Histórica Barcino, que concede el Ayuntamiento de Barcelona y marca el inicio de Barcelona Novela Histórica, el festival del género que este año llega a su séptima edición. Habló del cambio climático, habló de Cataluña, de los refugiados, habló de Trump, habló de la situación actual en Chile y habló de Franco. Del premio habló más bien poco.

Se ha vuelto difícil ser alguien y pasar por esta ciudad sin opinar de lo que ocurre, lo que ocurre con mayúsculas, es decir el 'proces'. Hábilmente, Allende dijo al respecto que "hay movimientos de incertidumbre y malestar en todas partes del mundo", y mencionó a Francia, Ecuador, Chile "y también Barcelona"; o no tan hábilmente, toda vez que el 'pack' condena el matiz. Como sea, la súperventas abundó: "La gente joven está inquieta, y tengo la impresión de que estamos entrando en una época de cambios fundamentales". En tanto que natural de uno de los países que salen en las noticias, Allende se permitió diseccionar el malestar chileno: "Ha sido una sorpresa extraordinaria. Chile siempre ha aparecido como el oasis de América Latina, se ha exaltado su progreso económico, pero lo que las buenas cifras no muestran es la distribución de los recursos, de la riqueza. Es una sociedad muy desigual y eso no aparece en las cifras".

"Chile ha vivido durante años en un sistema neoliberal impuesto por Pinochet que se pudo implantar ferozmente porque no había representación laboral"; una que hiciera de contrapeso, precisó. "El capital tuvo toda la libertad posible. Este modelo no se cambió en los gobiernos democráticos, solo se ajustó". En ese contexto, la crisis actual podía haber estallado por la subida del precio del metro, que fue lo que ocurrió, o por cualquier cosa, explicó la autora de 'La casa de los espíritus'.

EL "IMBÉCIL" DE TRUMP

¿Qué dijo de Trump? Que es un "imbécil" por negar el cambio climático. ¿Del traslado de Franco? Que "ya era hora". ¿De los refugiados? "Ahora que tocan a las puertas de Europa se habla de crisis, pero siempre ha habido refugiados". Este tema en concreto no se tocó porque sí, o porque la actualidad, o porque era la rueda de prensa de una escritora con la capacidad de hablar de todo, sino porque entroncaba con la premiada 'Largo pétalo de mar': al fin y al cabo, Allende mete a sus protagonistas Víctor Dalmau y Roser Bruguera a bordo del 'Winnipeg', el barco en el que más de 2.000 españoles viajaron en 1938 hasta Valparaíso para poner tierra de por medio con la España franquista ("fueron muy bien tratados y aportaron mucho", recordó). La novela abarca varias décadas y sigue a Dalmau y Bruguera hasta el golpe de Estado del 73, es decir, de golpe a golpe. "Me parece interesante el paralelo que pude trazar entre el golpe chileno y la guerra civil española", dijo la autora. Cuarenta años estuvo la historia en su cabeza, desde que escuchó el relato que le hizo Víctor Pey de su viaje en el famoso barco. A él está dedicado el libro, pero no pudo verlo: murió poco antes de que le llegara su ejemplar, hace un mes. Tenía 103 años.

"Pequeñas historias que han hecho historia" es el lema del Barcelona Novela Histórica de este año, que su comisario, Fèlix Riera, vinculó a la historia premiada de la escritora chilena. El festival se prolongará hasta el sábado con charlas y mesas redondas que tendrán lugar sobre todo en la Biblioteca Jaume Fuster.

Las noticias más...