+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CRÍTICA DE LIBROS

Stina Jackson: la reinvención de la novela negra nórdica

Stina Jackson debuta con 'Carretera de plata', una novela sobrecogedora galardonada con el Premio a la Mejor Novela Policíaca Sueca

 

La escritora sueca Stina Jackson. - STEFAN TELL

MARTA MARNE
09/04/2019

Lelle es un hombre que ha pasado los tres últimos años recorriendo sin descanso la denominada carretera de plata en Suecia. Ese es el tiempo que hace que su hija Lina desapareció tras haberla dejado una mañana en la parada del autobús. Sospecha de todo y de todos, y aprovecha los veranos con el sol de medianoche para ampliar sus labores de rastreo. A su vez, Meja y su madre Silje se mudan a Norrland. Silje ha conocido a un hombre por Internet, y debido a ello realizan un nuevo cambio de domicilio dentro de una interminable lista de ellos.Jackson ahonda en temas como la soledad o el dolor por la pérdida a través de una narración que alterna las figuras de Lelle y Meja. Meja carece de raíces, nunca ha permanecido lo suficiente en un mismo sitio, y en plena adolescencia tan solo trata de encontrarse a sí misma. Lelle no sabe dónde está su hija y su esposa le ha abandonado.

Con la ayuda de estos dos personajes que convergen, se nos mostrará la importancia de las relaciones paternofiliales para construirnuestra propia identidad.'Carretera de plata' supone el debut de la sueca Stina Jackson, un estreno que aprueba con nota. A pesar de que el texto nos recuerda constantemente la presencia de la luz solar durante la noche, este se tiñe de sombras para dibujar el alma de los personajes. La atmósfera resulta opresiva, y los espacios abiertos se convierten en una celda para quien los habitan. La espesura de los bosques, el humo del tabaco y las horas al volante harán el resto.Todo ello alimenta el desconsuelo de los protagonistas. Por un lado, el calvario de un padre al que le han arrebatado a su hija y que no sabe si permanece con vida. Por el otro, la búsqueda de una adolescente de su lugar en el mundo, su ausencia de referencias, de un hogar.

Con esta novela Jackson rompe con la tradición nórdica de crímenes violentos y horizontes nevados centrando la tensión más en los conflictos interiores que en la investigación policial. Lassomeras descripciones se sustituyen por inventarios de olores, ambientes y paisajes. Y el intento de pertenencia a una comunidad, a una familia, suple aquí al habitual aislamiento escandinavo. El resultado es una obra de transcurso lento en cuanto a trama pero que logra sobrecoger a los lectores a través de la emotividad de sus palabras. Sin duda, una autora a la que seguirle la pista.