+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA ENCRUCIJADA DEL SOCIALISMO

El alcalde de Jun asegura tener las firmas necesarias para forzar un congreso en el PSOE

José Antonio Rodríguez Salas, edil de este municipio de Granada, afirma que ha logrado más de los 93.720 apoyos requeridos

 

El alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez Salas, con varios fajos de firmas de militantes socialistas de toda España recibidas este miércoles en demanda de un congreso urgente y primarias en el PSOE. - LUIS MAURI

EL PERIÓDICO
22/10/2016

El alcalde de Jun (Granada), el socialista José Antonio Rodríguez Salas, asegura haber logrado las firmas necesarias para forzar a la gestora del PSOE a convocar un congreso extraordinario. "Ya tenemos todas las firmas. Solo nos falta recoger las de Madrid. Cuando las juntemos sobrepasaremos las que habíamos previsto inicialmente, que eran 93.720", ha afirmado Rodríguez en una entrevista en RAC1.

El objetivo de Rodríguez Salas es que se pueda convocar un congreso extraordinario para que sean los militantes los que decidan cuál debe ser la posición del partido ante la investidura de Mariano Rajoy. El alcalde no ha concretado la cita para entregar las firmas: "Ahora mismo en Ferraz no hay nadie. Hemos estado llamando para concretar hora y no nos responden. Esto ya dice mucho de las intenciones de la gestora", ha explicado.

PLAN B


Ahora falta que el PSOE confirme los datos, pero el alcalde de Jun, tal como avanzó a EL PERIÓDICO esta misma semana, ha advertido de que si la organización se niega a hacerlo, "un notario que verificará las firmas". En el caso de que la dirección del PSOE no valide el proceso, Rodríguez Salas ha señalado que tiene un plan b y que “siempre se puede recurrir”, pero prefiere no adelantarse a los acontecimientos.

Los promotores de la revuelta interna socialista se temen que el domingo el comité federal acuse recibo de las firmas y acceda a la exigencia de un celebrar un congreso urgente y primarias, pero que quiera imponer sus tiempos. Es decir que fije la convocatoria del congreso para mediados del año próximo, con el objetivo de permitir a la gestora estabilizarse y hacerse con todos los resortes de poder del partido al tiempo que se enfría el enfado de las bases.