Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El alcalde del polémico tobogán de Estepona, el más votado de España

El popular José María García Urbano logra el 69,04% de los votos en la localidad malagueña y aventaja en 54 puntos al PSOE. Mantiene la mayoría absoluta en la localidad por tercera vez consecutiva

JULIA CAMACHO
27/05/2019

 

La campaña electoral de José María García Urbano, candidato del PP en Estepona (Málaga) saltó del plano local al nacional al conocerse la apertura y rápido cierre del tobogán urbano más grande de España, que causó lesiones a numerosos usuarios y se convirtió en carne de memes y bromas de las redes sociales. Sin embargo, los vecinos han valorado la gestión del regidor más allá de este resbaladizo asunto y no sólo le han otorgado la mayoría absoluta por tercera vez consecutiva, sino que además se convierte en el alcalde más votado de país en ciudades de más de 50.000 habitantes con el 69,04% de los votos emitidos en el municipio malagueño: 17.083 apoyos y 54 puntos de ventaja sobre el PSOE (15,48%).

García Urbano ha obtenido 21 de los 25 concejales que componen la corporación (los otros cuatro se quedan para el PSOE), convirtiéndose en uno de los hombres fuertes del PP en Andalucía y especialmente en la provincia de Málaga. De hecho, su nombre se barajó para concurrir de número 2 por la capital malagueña, lo que muchos interpretaron como un movimiento del veterano Francisco de la Torre para ungir a su posible sucesor, dado que con 76 años pocos aseguran que terminará la legislatura después de 20 años ininterrumpidos al frente del Ayuntamiento.

DEL TOBOGÁN AL GEISER

La jugada se frustró, quien sabe si por la imposibilidad de acometer en la capital malagueña algunas de sus extravagantes iniciativas. Porque García Urbano es muy fan de los proyectos llamativos con finalidad ciertamente discutible. Además del polémico tobogán, con un 36% de pendiente, con anterioridad propuso instalar un “macetón gigante” como símbolo de la repoblación floral acometida por el consistorio en el casco histórico, donde las calles están plagadas de macetas. Asimismo, hace unos años la Junta de Andalucía paralizó su idea de construir un geiser en la costa de 100 metros de altura, también como elemento ornamental

Más allá del ruido mediático generado por el tobogán, cuya instalación costó 28.000 euros, los 67.000 vecinos de Estepona parecen haber apreciado la modernización sufrida por la ciudad, especialmente con la rehabilitación del casco antiguo y la construcción, con gran parte a cuenta de las arcas municipales, de un hospital de alta resolución, un parque botánico o incluso un auditorio y un estadio de atletismo. Solo así se explica que, en un momento crítico para la marca de su partido, García Urbano haya logrado mejorar en diez puntos los apoyos obtenidos. En 2015, cuando revalidó por vez primera la alcaldía, se hizo con 14.214 votos, el 59,77%. También el apoyo más alto logrado por un regidor en las municipales, y a gran distancia de su inmediato adversario, el PSOE, que apenas logró 5.500 votos (22,79%). En 2019, pese al tirón del PSOE, la ventaja ha sido mayor, y los socialistas se han quedado con 3.830 votos y el 15,48%. El regidor agradeció este domingo por la noche el apoyo de sus vecinos y “su reconocimiento a la gran transformación y modernización de Estepona”.

ABOGADO, NOTARIO Y REGISTRADOR DE LA PROPIEDAD

¿Y cómo es el alcalde más votado de España? Con 50 años, García Urbano puede presumir de un extenso currículo poco frecuente en política. Licenciado en Derecho, es abogado del Estado, Registrador de la Propiedad y notario.  Una trayectoria laboral que le llevó a dimitir como diputado en las Cortes por Málaga (fue el cabeza de lista en 2015) debido a la incompatibilidad para mantener su oficina como Registrador de la Propiedad en Huelva. La excusa, no obstante, fue que prefería consagrarse a mantener la alcaldía de Estepona, cuando precisamente esa incompatibilidad no es motivo de queja si renuncia a uno de los dos sueldos públicos. En estos dos mandatos, de hecho, no ha dudado en renunciar al sueldo como regidor.

Las noticias más...