Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TIENE CAPACIDAD PARA 571 RECLUSOS

Así es la cárcel de Puigdemont en Alemania: Neumünster, una prisión centenaria con muros de 5,5 metros

Acoge a reclusos en prisión preventiva o condenados por delitos menores, muchos de ellos por robo o lesiones

EFE
27/03/2018

 

Construida entre 1901 y 1905, la cárcel de Neumünster, en la que permanece detenido el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, acoge a reclusos en prisión preventiva o condenados por delitos menores, muchos de ellos por robo o lesiones.

La prisión se levanta en Neumünster, ciudad de provincias situada 330 kilómetros al norte de Berlín, unos cien de la frontera con Dinamarca y a 40 de Kiel, la capital del estado federado de Schleswig-Holstein.

En los años veinte, acusado de desfalco y estafa, estuvo recluido entre sus muros el escritor alemán Hans Fallada (1893-1947), quien rememoró su tiempo entre rejas en el libro "Wer einmal aus dem Blechnapf frisst".

DELITOS MENORES

Según la información que ofrece del centro el mencionado land, de cuyas autoridades depende, tiene capacidad para 571 reclusos, 505 de ellos en régimen cerrado y veinte plazas que pueden utilizarse como clínica psiquiátrica de día.

Además de condenados por robo, hurto, extorsión o lesiones, que suman el 60 % del total de los presos de Neumünster, hay también reclusos por tráfico de drogas, fraude o delitos sexuales.

En todos los casos se trata de primeras condenas, de menos de cinco años, y destaca también la presencia de internos jóvenes, a los que la cárcel ofrece la posibilidad de obtener el graduado escolar o de realizar una formación profesional en ramas como la panadería, la cocina, la electrónica o la ebanistería.

De hecho, la prisión tiene talleres en sus instalaciones, ofrece sus servicios a empresas y vende los productos que realiza a particulares, desde rejas para balcones o mesas de jardín a medida a productos de panadería y bollería.

Según el último balance de las autoridades regionales, el 70% de los jóvenes y el 40% de los adultos que ingresan en Neumünster no tienen el graduado escolar y cerca del 90 % de los jóvenes y del 60 % de los autos carecen también de una formación profesional. El 72% tiene la nacionalidad alemana y el 28 % restante pertenece a 28 nacionalidades diferentes.

JOYA DE LA ARQUITECTURA

El recinto original, edificio protegido como patrimonio arquitectónico, presenta los rasgos propios de principios del siglo pasado, con ladrillo rojo y muros encalados, aunque se han ido añadiendo edificaciones más modernas en un área cerrada por un muro de 685 metros de largo y 5,5 metros de alto.

Cuenta también con dependencias también en el exterior para los presos de régimen abierto y en un edificio adyacente se encuentra el tribunal de primera instancia de Neumünster, ante el que el lunes compareció Puigdemont y que decidió que permanezca detenido mientras se estudia su extradición a España.

La presencia del líder soberanista huido de España ha revolucionado la zona y ante las puertas principales de la cárcel se concentran desde el domingo multitud de periodistas y pequeños grupos de simpatizantes de la causa independentista. 

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.