+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Histórico de la banda terrorista

La Audiencia Nacional excarcela al etarra Trotiño por "razones humanitarias"

 

El histórico etarra Antonio Troitiño, a su llegada al Tribunal de Magistrados de Westminster, en Londres, para el comienzo del proceso de extradición a España, en junio del 2014. - EFE / DANIEL LEAL-OLIVAS

EL PERIÓDICO
12/01/2021

La Audiencia Nacional ha decretado la excarcelación del etarra Antonio Troitiño Arranz. La decisión, tomada con el visto bueno de la Fiscalía, esgrime "razones humanitarias", por el cáncer que padece Troitiño, según adelanta 'Vozpopuli'. Troitiño, con 22 asesinatos a sus espaldas, tiene que recibir un tratamiento por el tumor que sufre.

La situación médica actual, las circunstancias, que el tratamiento sea paliativo, el tiempo de cumplimiento de condena, la edad fisiológica del penado, así como el hecho de que la organización terrorista a la que pertenece el interno se encuentra derrotada y ha declarado su final definitivo avalan la valoración de no reincidencia, subraya el juez central de Vigilancia Penitenciaria de la AN, José Luis Castro, cuenta este digital.

Ya en octubre, la Secretaría General de Prisiones le trasladó desde la prisión de Estremera (Madrid) a la de Soria, más cerca del País Vasco. En mayo iba a cumplir tres cuartas partes de su condena.

Histórico de ETA

Troitiño ingresó en prisión el 5 de mayo de 2017 y tiene una condena de cinco años, 11 meses y 29 días por el delito de pertenencia a organización terrorista. En concreto, la Audiencia Nacional le impuso esta pena por reintegrarse en ETA tras ser excarcelado por error en 2011 para poder huir a Londres, de donde fue extraditado.

La sección primera de lo Penal de la Audiencia Nacional en su sentencia le aplicó la agravante de reincidencia sobre la pena atenuada de integración en organización terrorista, ya que su última participación en ETA había sido solo en "la retaguardia" y alejado de las armas.