+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

JUICIO DEL CASO NÓOS

Ballester admite la falsificación de actas para "vestir" órdenes de Matas

 

EFE
09/02/2016

El director general de Deportes de Baleares de 2003 a 2007, José Luis "Pepote" Ballester, ha admitido hoy que la Fundación Illesport, que contrató al Instituto Nóos, falseó numerosas actas de su junta de patronos para "vestir" órdenes directas del entonces presidente autonómico Jaume Matas.

Ballester ha declarado en el juicio del caso Nóos, que se celebra en la Escuela Balear de la Administración Pública de Palma, que la junta de patronos de Illesport, que conformaban responsables de varias consejerías autonómicas, solo se convocó una vez, aunque se redactaron actas de varias reuniones para avalar decisiones personales de Matas en el ámbito deportivo.

A preguntas del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, el acusado ha constatado la falsedad de varios documentos y ha asegurado que el también encausado Gonzalo Bernal, entonces director de Illesport, confeccionaba las actas para "vestir el Santo" a instancias del jefe del Ejecutivo.

"Se llevaban a cabo las directrices que marcaba el presidente del Govern y presidente de la fundación", que le transmitía las órdenes directamente o a través de su jefa de gabinete, Dulce Linares, ha manifestado.

El medallista olímpico de vela en Atlanta 1996, que fue director general de Deportes entre julio de 2003 y mayo de 2007, ha sido el primer acusado en declarar hoy ante el tribunal que juzga el caso Nóos, donde están también acusados la infanta Cristina, su marido Iñaki Urdangarin y otras 15 personas.

El excampeón olímpico ha relatado al tribunal que ha colaborado para esclarecer los hechos investigados en el caso Nóos y en otras piezas desde que fue detenido en agosto de 2009 y decidió que "lo más lógico y conveniente era colaborar con la Justicia".

"Contribuir a que la verdad o lo que para mí era lo que había sucedido, fuera cada vez más claro y poder esclarecer esos hechos", ha dicho.

En su escrito de acusación, el fiscal ya tuvo en cuenta la colaboración con la Justicia por parte de Ballester, como atenuante muy cualificada de confesión, y pide para él una condena de 2 años de prisión.