+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

MÍNIMO DE 21 INTEGRANTES

Batet urge a los partidos a pactar la composición de la Diputación Permanente del Congreso

Los grupos parlamentarios tienen que ponerse de acuerdo para establecer el número de representantes que tendrá cada uno

 

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet. - EUROPA PRESS

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
10/01/2020

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha pedido a los grupos parlamentarios de la Cámara que busquen un acuerdo sobre la composición de la Diputación Permanente, el órgano que sustituye al Pleno en los periodos no ordinarios de sesiones, como el presente mes de enero.

La idea de la presidenta es que este órgano, que también funciona durante los meses de julio y agosto y en el caso de disolución de las Cortes, se pueda constituir en las próximas semanas, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias. Eso sí, como paso previo a su constitución es necesario que los grupos parlamentarios lleguen a un acuerdo sobre el número de miembros con el que cuenta cada uno de ellos en este órgano, que debe respetar el equilibrio de fuerzas que hay en el Pleno.

Según establece el artículo 56 del Reglamento del Congreso, la Diputación Permanente debe estar compuesta por un mínimo de 21 diputados, "que representarán a los grupos parlamentarios en función de su importancia numérica". Por eso para poder constituirla los grupos deben pactar el número de representantes que tendrá cada uno, tanto de titulares como de suplentes, un acuerdo que habrá que llevar para su ratificación a la Mesa del Congreso. En la última legislatura fallida, con dos grupos parlamentarios menos que ahora, la Diputación Permanente estaba compuesta por 68 diputados y otros tantos suplentes, además de la presidenta de la Cámara.

COMISIONES PARLAMENTARIAS

Los miembros de la Diputación Permanente, que pueden ir cambiando por decisión de los grupos parlamentario, son los únicos diputados que continúan siéndolo (cobrando y disfrutando de fuero parlamentario) tras la disolución de las Cortes y hasta la constitución de las siguientes. Además, está pendiente la constitución de las comisiones parlamentarias que funcionarán durante la XIV Legislatura. Su número total dependerá de la estructura final del nuevo gobierno de coalición que conformen el PSOE y Unidas Podemos y su composición dependerá también de un acuerdo entre los grupos.

Tanto para la constitución de la Diputación Permanente como de las comisiones, lo deseable es que los partidos que forman parte del Grupo Plural del Congreso hayan decidido cuáles permanecerán en él durante toda la legislatura y cuáles se pasarán al Mixto. Aunque adopten la decisión en los próximos días, no tendrá efectos formales hasta la primera semana de febrero, cuando arranca el nuevo periodo ordinario de sesiones.

Además, la constitución de las comisiones parlamentarias requiere que, con carácter previo, el Pleno del Congreso apruebe una reforma puntual del Reglamento del Congreso para definir el nombre de todas aquellas que no tienen carácter permanente, que son la mayoría y que se renuevan cada legislatura.