+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

TRAS PACTAR CON PODEMOS Y ERC

El BNG descarta votar en contra y Sánchez se asegura la investidura

En su tercer intento, el líder socialista llega por vez primera al debate con los acuerdos cerrados para superar la votación

 

Vista general del hemiciclo del Congreso de los Diputados, el pasado 3 de diciembre, día de la sesión constitutiva. - EFE / BALLESTEROS

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
03/01/2020

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, opta a su tercer intento de investidura. A diferencia de sus tentativas anteriores en 2016 y en julio pasado, ambas fallidas, en esta ocasión el líder socialista se somete a un debate de investidura con los apoyos mínimos amarrados para sacarla adelante en segunda votación, donde tan sólo precisa reunir más votos a favor que en contra. La decisión del BNG de descartar el voto en contra -aún debe aclarar si votará sí o abstención-, unido a las abstenciones ya seguras de ERC y de Bildu garantizan a Sánchez tener más votos a favor que en contra en esa segunda votación.

Este viernes, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha reconocido que "hay algunas cuestiones en las que hubo avance" en la negociación con el PSOE para que el diputado nacionalista en el Congreso respalde la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno, una decisión que el Bloque prevé cerrar este mismo viernes. En declaraciones a los medios de comunicación tras participar en Santiago en una reunión de la Ejecutiva nacionalista que se prolongó durante dos horas, Pontón ha explicado que aún no está decidido el sentido del voto del diputado del BNG porque sigue abierta la negociación entre Néstor Rego con el PSOE y "quedan algunos flecos aún por perfilar".

"Tenemos una disposición al diálogo y a la colaboración, pero tiene que haber también compromisos concretos con Galicia, con nuestros problemas, con nuestras necesidades", ha demandado Ana Pontón en referencia a la denominada "agenda gallega", que incluye demandas como la transferencia de la AP-9 y medidas para paliar las continuas subidas de sus peajes o soluciones para la crisis de las industrias electrointensivas, entre otros puntos como la modernización del ferrocarril o el saneamiento de las rías.

Para dar su voto afirmativo a la investidura de Sánchez, los nacionalistas gallegos exigen que los compromisos que logren arrebatar al PSOE queden "materializados en un documento" para firmar. "Creemos que es importante que se pueda constituir gobierno, pero ese gobierno tiene que tener un compromiso claro con aquellos problemas que llevamos sufriendo en nuestro país y que necesitan soluciones, porque los gallegos ya estamos hartos de no pintar nada en el Estado", ha proclamado Ana Pontón.