+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

¿Cuándo se decidió expedientar a Barberá?

La dirección del PP sostiene que fue por la mañana pero varios de los vicesecretarios se enteraron por la tarde

 

¿Cuándo se decidió expedientar a Barberá? - DAVID CASTRO

PATRICIA MARTÍN
16/03/2016

El PP sostiene que Mariano Rajoy decidió abrir un expediente informativo a Rita Barberá y el resto de personas implicadas en el ‘caso Taula’ el martes por la mañana. Según la version oficial, la decisión estaba tomada y no se precipitó para zanjar la imagen de división interna que quedó patente por la mañana cuando el presidente se mostró “tranquilo” tras oír que la exalcaldesa acudirá a declarar en el mismo acto que los vicesecretarios conservadores Javier Maroto y Pablo Casado exhibieron su disconformidad con las evasivas de la también senadora, poniendo voz así al sentir de buena parte del partido.

El responsable de organización, Fernando Martínez-Maillo, ratificó este miércoles que la decisión se tomó por la mañana a “instancias” del presidente y la secretaria general, Dolores de Cospedal. Si bien, ninguno comunicó sus intenciones a Maroto y Casado, que se enteraron del expediente por la tarde, según ha podido saber EL PERIÓDICO. ¿Por qué nadie les informó de que se estaba gestando el inicio de un proceso de sancionador inédito, colectivo, contra una cincuentena de personas, entre ellas Barberá? Quizá sus reflexiones ante la prensa hubieran sido más medidas. Fuentes cercanas a Rajoy achacan la dilación a la hora de comunicar la decisión, tanto a los vicesecretarios como a la opinión pública, a un “fallo de comunicación”.

La propia Barberá también se enteró del proceso en su contra en torno a las siete de la tarde. En este caso es normal que el PP la avisara poco antes que a la prensa, dado que la senadora decidió reincorporarse a la Cámara Alta y era previsible que un reguero de cámaras siguiera sus pasos, como así fue. De hecho, hasta conocer la decisión de su ‘amigo’ Rajoy, Barberá despachó sonrisas a la prensa y los compañeros que se acercaron a saludarla. Fue Maillo el que le comunicó la decisión. La senadora intentó rebelarse: “Defendamos a la gente del partido que no ha hecho nada”, le reclamó vía SMS, según captaron los fotógrafos en su móvil y publicó "La Razón’. El PP en esta ocasión no hizo caso a sus presiones.