Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ASAMBLEA REGIONAL

Debate de guante blanco entre PP y Vox en Madrid

Ayuso y Monasterio orillan las diferencias en la sesión de investidura de la candidata conservadora

Pilar Santos / Juan Ruiz Sierra
14/08/2019

 

Segundo y último día del debate de investidura que va a permitir al PP mantener el Gobierno regional de Madrid después de 24 años consecutivos en el poder. La candidata conservadora, Isabel Díaz Ayuso, acabará la jornada como presidenta del Ejecutivo tras recibir el apoyo de Ciudadanos y de Vox, una alianza que le ha permitido imponerse al ganador de las elecciones, el socialista Ángel Gabilondo (37 escaños), que no ha podido tejer una mayoría progresista.

La sesión se ha reanudado a las diez de la mañana, tras ser interrumpida ayer después de que Ayuso pronunciara su discurso para ganar la confianza de la Cámara. Ha empezado el grupo más pequeño de la Asamblea, Podemos (7 diputados), y ha seguido con el partido de ultraderecha (12), en el que Ayuso y la portavoz de los radicales, Rocío Monasterio, han protagonizado un guante blanco en el que ambas han coincidido en poner sobre la mesa los elementos que les unen.

La dirigente de Vox ha asegurado que "son muchas cosas" las que le separan de PP y Ciudadanos, pero que ante la posibilidad de que el PSOE gobernara han preferido facilitar la investidura de Ayuso. "Señor Gabilondo, nunca podríamos votarle. Es usted un hombre inteligente en un partido equivocado", le ha dicho, arrancándole una sonrisa. Monasterio ha advertido al PP de que tras la votación, que llegará sobre las cinco de la tarde, pasará a la oposición y no entregará un "cheque en blanco" al Ejecutivo de coalición que se han repartido los populares con los naranjas.

Ayuso, tras escucharla, ha subido a darle la réplica a la tribuna y ha agradecido su apoyo y ha pedido confianza a los votantes del partido de Santiago Abascal. "Somos partidos distintos, pero no es el día para entrar en ello", ha dicho la aspirante a la presidencia.

LA CORRUPCIÓN DEL PP

Las portavoces de Podemos, Isabel Serra, e IU, Sol Sánchez, las primeras en intervenir, se han dedicado a transmitir que no hay ninguna diferencia entre Ayuso y Esperanza Aguirre, Ignacio González y Esperanza Aguirre, que también ocuparon la presidencia de la Comunidad de Madrid y acabaron manchados por la corrupción, obligados a dimitir o incluso en la cárcel.

Ayuso es la hija política de Aguirre, la que se crió entre corruptos. Y pondrá en marcha las mismas políticas de los últimos 24 años, ha dicho Serra, incidiendo en las supuestas relaciones de Ayuso con miembros de la trama Púnica y las presuntas irregularidades en la gestión de un crédito. Como la señora Cifuentes, pero con otro estilo, todo indica que usted también nos va a salir rana, ha anticipado la dirigente morada.

La respuesta de quien será en breve presidenta autonómica, gracias a los votos del PP y Cs, se ha basado en el ataque a Podemos en particular y la izquierda en particular, sin apenas detenerse en las acusaciones de trapos sucios que penden sobre ella ni en su programa para gestionar la comunidad. Ayuso ha hablado de la ETA, de Venezuela y del casoplón de Galapagar, el controvertido y amplio chalet en la sierra madrileña que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su pareja y número dos en el partido, Irene Montero, compraron el año pasado. Debe de ser que a los madrileños les gusta sufrir y han decidido votar al PP, que son idiotas, ha ironizado la dirigente del PP.