+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

El exjefe de informativos de Canal 9 pide "perdón" por la cobertura del accidente del metro

Luis Motes admite que la televisión pública valenciana estaba "mediatizada" por la versión oficial de la tragedia

 

Luis Motes, en el Parlamento valenciano. - MIGUEL LORENZO

LAURA L. DAVID
30/05/2016

La cobertura informativa por parte de la extinta radiotelevisión valenciana del accidente ocurrido en el metro de Valencia es uno de los aspectos más discutidos de la tragedia. Este lunes, en la segunda comisión parlamentaria que intenta poner nombre a los responsables políticos y técnicos de un siniestro que se saldó con el exceso de velocidad como único culpable, fue el turno para dilucidar quiénes daban las órdenes en Canal 9 para tratar una noticia en la que nunca se dio voz a la asociación de víctimas ni espacio a la investigación sobre otras causas como la inseguridad de la vía o las deficiencias técnicas de un sistema de ferrocarriles antiguo y descuidado que sí dieron otros medios.

Pero, más que aclarar nada, los exdirigentes del ente público se enzarzaron en un 'todos contra todos' para evitar responsabilidades en la gestión. Ni la exdirectora de la televisión, que también fue portavoz del Consell de Francisco Camps, Lola Johnson; ni el exdirector general de RTVV, Pedro García, para el que Anticorrupción pide 40 años de cárcel por la contratación de la trama Gürtel para retransmitir por la tele pública la visita del Papa a Valencia en la misma semana del accidente, admitieron haber dado consignas políticas, ni haber ocultado información, ni haber decido sobre el tratamiento informativo del accidente. Johnson explicó que "todo lo que tiene que ver con informativos era responsabilidad del director de informativos", que en aquel momento era Luis Motes.

FRANCAMENTE MEJORABLE


Precisamente, el exresponsable de los informativos fue el único que mostró un ápice de autocrítica, ofreciendo su "solidaridad" con las víctimas y pidiéndoles "perdón" porque ni fueron los "mejores" ni hicieron "el mejor trabajo". "La información era francamente mejorable", asumió Motes, que matizó a preguntas de los diputados progresistas que para él no fue ni "malintencionada” ni “indigna, sino que con mejorable se refería a que le habría gustado haber dedicado "más tiempo" al suceso.

Motes defendió los contenidos de los informativos de los que fue responsable, aunque en algunos momentos declinó contestar alegando que no los recodaba, y adujo que "como en cualquier parte del mundo" una televisión pública como Canal 9 estaba "muy mediatizada" por la versión oficial. "En una televisión pública, la versión oficial es la única rama a la que te puedes coger para explicar cosas", aseguró Motes, quien no obstante mantuvo que la única consigna de la dirección era "no alarmar a la población".

 

PERIODISMO FRENTE A CONVENIENCIA POLÍTICA


Según el periodista, la parrilla de Canal 9 "fue resultado de una confrontación de criterios, uno periodístico frente a uno de prudencia, de conveniencia política. Será legítimo o no, compartible o no, pero se ha de asumir. Suficiente hicimos", aseguró Motes, quien dijo también que para él "habría sido fundamental que prevaleciera el criterio periodístico de la noticia sobre el de la prudencia". "De ese conflicto de intereses salió lo que se vio en la pantalla. Yo creo que no hubo manipulación ni censura. Contamos lo que sabíamos, siempre", mantuvo en otro punto de su comparecencia.

Motes admitió ser "corresponsable del producto final", pero no el "máximo responsable de la mala o buena cobertura que hubo" del accidente, y acabó señalando arriba. Aunque el director general no participaba en las reuniones de contenidos, según Motes, sí era Pedro García quien tenía la "capacidad última de decisión sobre la parrilla" de la televisión.