+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FUNCIÓN PÚBLICA

El Gobierno devolverá a los funcionarios en abril la mitad de la paga suprimida en el 2012

El sindicato CSIF destaca que ha recibido una comunicación de la Administración en este sentido

 

Movilizaciones de funcionarios de justicia durante la crisis. - JOAN PUIG

AGENCIAS
19/04/2016

El Gobierno devolverá en la nómina del mes de abril la mitad de la paga extra suprimida en 2012 y que aún estaba pendiente a todos los funcionarios de la Administración General del Estado y a los del Ministerio de Justicia, según ha adelantado sindicato CSIF.


Así se lo ha trasladado al sindicato esta misma mañana la Dirección General de la Función Pública, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, algo de lo que se ha felicitado CSIF y que ha atribuido a las "gestiones intensificadas" en los últimos meses para que el Gobierno cumpliera con su compromiso.

No obstante, desde el sindicato no están totalmente satisfechos con la medida, ya que todavía hay comunidades autónomas y ayuntamientos que tienen pendiente dicha devolución, por lo que piden que se universalice en todos los niveles de la Función Pública, igual que sucedió cuando se eliminó.

CSI-F recuerda que la recuperación de esta cantidad supone el cumplimiento de un compromiso y responde a la intensificación de sus gestiones ante el Ministerio de Hacienda en favor de los empleados públicos.

El Ejecutivo devolvió en enero de 2015 el 25% de la extra de Navidad suprimida en 2012 y, posteriormente, en octubre ingresó a los funcionarios otro 26,23% de la paga --equivalente a 48 días--, y ya se comprometió entonces a devolver a lo largo de 2016 casi el 50% restante.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, indicó entonces que el desembolso se haría, en principio, en dos partes y también de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias, y destacó que el Gobierno estaba cumpliendo con su compromiso de devolución de la paga extra suprimida en el peor momento de la crisis económica, al tiempo que agradeció a los funcionarios el esfuerzo realizado.

El coste de la devolución de casi el 50% de la extra pendiente podría rondar los 450 millones de euros, dado que para la devolución del 25% el Estado destinó unos 230 millones de euros.