+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

El Gobierno exige "consensos de salida y de llegada" para reformar la Constitución

El PSOE pide a la vicepresidenta que no se "parapete" tras la ley y que apueste por una "negociación honesta"

 

La vicepresidenta y ministra de presidencia y asuntos territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, este martes en el Senado. - JUAN MANUEL PRATS

IOLANDA MÁRMOL
30/11/2016

En la antesala del aniversario de la Constitución, PSOE y Unidos Podemos han exigido al Gobierno que trace su hoja de ruta parauna reforma de la Carta Magna que debería abordarse en esta legislatura. Aunque existe cierto consenso sobre la necesidad de actualizar la Ley Fundamental, la sesión de control en el Congresoha evidenciado este miércoles que no existe, todavía, un lugar común mínimo para poner en marcha una modificación de tal alcance. Lo ha evidenciado la intervención de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha advertido que esa reforma “exige consenso en el punto de salida y de llegada, en el diagnóstico y en las soluciones”, lo que a su juicio, todavía no existe. Aún así, ha comprometido, el Ejecutivo trabajará para lograr un diálogo que es imprescindible.

 
La diputada del PSOE Meritxell Batet la ha urgido a dejar de“parapetarse” tras la ley e iniciar ya unas “negociaciones honestas” que permitan construir “un proyecto ilusionante”. Ha señalado que los socialistas son muy conscientes de la los consensos y los “esfuerzos mayúsculos” que requiere la reforma y le ha reprochado que el Gobierno “no tenga una respuesta para Catalunya”. También ha reprochado al Govern de la Generalitat que "deje sin voz" a los ciudadanos catalanes si finalmente no asiste a la conferencia de presidentes autonómicos con el jefe del Ejecutivo.

En su respuesta a la dirigente socialistam, la vicepresidenta se ha comprometido a trabajar para “abrir cauces de diálogo y ensancharlos”.

Y en referencia a esa promesa, el portavoz de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, le ha reprochado que, en realidad, el Gobierno no ha "ensanchado" el marco constitucional, sino que lo ha “estrechado” por su falta de comprensión del concepto de plurinacionalidad y la aplicación de leyes que han cercenado la autonomía de los ayuntamientos.

La vicepresidenta le ha respondido con el dardo de la pugna interna que vive Podemos, entre pablistas y errejonistas. “Reformar la Constitución es algo más que un trabajo de minorías ruidosas ymayorías transversales, porque la Constitución que ustedes critican tiene que dar cobijo a todos”, ha ironizado, en una clara alusión a las dos almas de Podemos que el portavoz definió con estos términos en un artículo de reflexión. “A lo mejor quiere que España se parezca un poco más a Unidos Podemos y sus confluencias, pero España es otra cosa”, ha zanjado la vicepresidenta, quien ha vuelto a hurgar en la herida abierta en el partido morado: "Vengan ustedes consensuados de casa".