+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

mensaje AL GOVERN DE CATALUNYA

El Gobierno exige a Torra que evite la violencia el 10-N: "Cualquier otra cosa puede ser delito electoral muy grave"

La ministras de Justicia en funciones, Dolores Delgado, pide a las instituciones catalanas que eviten cualquier tipo de violencia

 

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, durante su intervención en un mitin en la localidad de la Felguera (Langreo). - EFE

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
04/11/2019

Dolores Delgado, ministra de Justicia en funciones, ha pedido este lunes al Ejecutivo de Quim Torra que vele por la normalidad en el desarrollo de la jornada de reflexión y del día de las elecciones generales y ha avisado de que "cualquier otra cosa puede ser constitutiva de delito electoral y, además, muy grave".

Delgado ha lanzado esta advertencia a Torra tras acudir al desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum con la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, quien también ha urgido al jefe del Ejecutivo catalán a garantizar la seguridad en su territorio. "Tenemos que pedir a las instituciones catalanas que eviten cualquier tipo de violencia y que estos días pasen sin ningún tipo de entorpecimiento a las elecciones ni a la jornada de reflexión", ha comentado Delgado al ser preguntada sobre las protestas convocadas por los autodenominados Comités de defensa de la república (CDR) para el 9 de noviembre.

A esta petición Delgado ha unido una puntualización para dejar claro que "cualquier otra cosa" que no vaya destinada a evitar la violencia y garantizar el normal desarrollo de los últimos días del periodo electoral "puede ser constitutiva de delito electoral y, además, muy grave".

REPROCHES DE BORRELL A TORRA

También se ha referido a la situación en Cataluña el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, quien ha reprochado a Torra que no condene la violencia. "Lo que no puede ser es que tengamos un presidente que mira para otro lado y desde hace mucho tiempo anima a los CDR a que aprieten", ha remarcado.

A su juicio, Barcelona ha sido escenario de acontecimientos de alteración del orden público "completamente inaceptables" con "una violencia inusitada" y, ante esta situación, el Gobierno de la Generalitat, en vez de intentar frenarlos, se ha dedicado a "cuestionar" al consejero catalán de Interior, Miquel Buch, y la actuación de los Mossos."Es una situación realmente paradójica que en nada contribuye a resolver lo problemas que tiene la sociedad catalana", ha concluido Borrell.