Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Iglesias intenta quitar el foco de Cataluña y Vox y apuesta por una política constructiva

Critica a las derechas por 'insultar a los independentistas' y al PSOE de alarmar con que 'viene el lobo' de la ultraderecha. Reconoce preferir 'gobernar con el PSOE y tener mayoría entre los dos' a tener que depender de ERC y del PNV

MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ
25/04/2019

 

Penultimo día de campaña. Pablo Iglesias sigue valiéndose de la resaca de los dos debates electorales e insiste en mostrar una imagen novedosa en el líder morado: calmado, alejado de los ataques directos y de los insultos y, sobre todo, centrado en hacer propuestas. Con este talante ha lamentado que "la derecha solo habla de Cataluña y el PSOE de Vox". Tras este análisis ha sacaso su orgullo a relucir: Parecía que iba a ser imposible hablar de las cosas que le importa a la gente. Lo hemos conseguido, sin insultar a nadie, simplemente diciendo verdades", ha sentenciado.

A tres días de que los ciudadanos sean llamados a las urnas, Iglesias se ha ido hasta Galicia, uno de los feudos de su partido, donde su marca regional, En Marea -ahora En Común - Unidas Podemos- obtuvo cinco escaños en las elecciones de 2016. Arropado por los candidatos al Congreso Antón Gómez-Reino (A Coruña) y Yolanda Díaz (Pontevedra), el candidato de Unidas Podemos ha asegurado que "la gente en este país está demostrando que no se deja engañar" por los insultos de PP y Cs a los independentistas ni por el "que viene el lobo" que esgrime los socialistas en referencia a Vox.

En el foco ha puesto los temas estrellas de su campaña: la precariedad laboral, los falsos autónomos, los problemas con la vivienda, la factura energética y las puertas giratorias. "Los problemas hay que llenarlos de contenido haciendo propuestas", ha explicado. A sacaso pecho de su estrategia electoral, de poner por delante la Constitución y de decir "lo que piensa una amplia mayoría de ciudadanos". El objetivo era no dañar la imagen que construyó, en gran parte del colectivo imaginario, en las batallas dialécticas en RTVE y AtresMedia.

UN "VOTO DOBLE"

A primera hora de este jueves, Iglesias ha reconocido, en una entrevista en RNE, que prefiere "gobernar con el PSOE y tener mayoría entre los dos" a depender del voto de los partidos independentistas catalanes. No obstante, ha afirmado que tenderá la mano a todas las formaciones políticas para dialogar. Más tarde, en el acto, ha lamentado que Pedro Sánchez tratara de "despachar con la boca pequeña" sus preguntas sobre sí llegaría a un acuerdo con Cs.

Erigiéndose como el voto útil de la izquierda y apelando a los indecisos y los cínicos, ha asegurado que el apoyo a Unidas Podemos el próximo domingo representa un voto que "vale doble": para "frenar a la derecha sin ninguna duda" y, además, para "llevar a cabo un programa progresitas". Para finalizar el mitin, en un guiño al 44 aniversario de la Revolución de los Claveles de Portugal, Iglesias ha entonado junto a sus compañeros 'Grândola, Vila Morena', la canción escogida por el Movimiento de las Fuerzas Armadas para ser la segunda señal de la revuelta.

Las noticias más...