+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

VIOLENCIA MACHISTA

Investigado el senador de Vox por Ceuta por violencia de género

Juan Ros Alcaide dice que su pareja se cayó por las escaleras

 

Juan Ros Alcaide - EUROA PRESS / SENADO DE ESPAÑA

EUROPA PRESS
19/02/2020

La Guardia Civil ha abierto unas diligencias por una posible agresión de violencia de género por parte del senador de Vox por Ceuta, Juan Ros Alcaide, a su pareja, según han confirmado fuentes cercanas al caso. Ros ha negado "rotundamente" los hechos y ha dicho que encontró a su pareja con un golpe en la cabeza tras caerse por las escaleras.

Según han señalado a Europa Press dichas fuentes, los hechos sucedieron este pasado martes en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre. Agentes de la Guardia Civil acudieron a una vivienda tras un aviso y se encontraron a la mujer con signos de violencia y restos de sangre.

El caso ha llegado al Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 de Málaga. Según las fuentes, el hombre se negó a recepcionar cualquier citación como investigado, al hacer valer su condición de aforado al ser senador.

La mujer fue trasladada al Hospital Clínico con politraumatismos en varias partes del cuerpo. Según fuentes sanitarias, la mujer está en observación, donde permanecerá a lo largo de las próximas horas pendiente de evolución y de las pruebas diagnósticas que se le han realizado.

Estas fuentes han indicado que ante las sospechas se ha iniciado el protocolo de violencia de género y que la mujer está custodiada por efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado.

ROS LO NIEGA "ROTUNDAMENTE"

Por su parte, el senador por Ceuta de Vox, Juan Ros, ha negado "rotundamente" este miércoles que agrediese a su pareja en su vivienda de Alhaurín de la Torre y ha asegurado que la mujer fue víctima de "un accidente doméstico" al "caer por las escaleras" de su domicilio y "abrirse la cabeza".

Así, ha defendido que puede "demostrar con los billetes del AVE" que este martes llegó a Málaga "alrededor de las 19.30 o 20.00 horas". Al llegar a su casa encontró a su pareja "con un fuerte golpe en la cabeza tras caerse por las escaleras". "Debía de llevar 24 horas inconsciente", ha indicado en declaraciones a Europa Press.

El político, médico de profesión, ha relatado que pidió auxilio al 112, que le indicó que no tenía ambulancias disponibles. "Me dijeron que si necesitaba ayuda lo más rápido era la Guardia Civil", ha relatado el senador, que ha desmentido que reconociese haber golpeado a su esposa, aunque sí que apuntó a la Benemérita que "había consumido muchas pastillas para dormir".

"Una guardia civil fue la que dijo que iba a poner que era un caso de violencia de género, pero lo desmiento rotundamente: fue un accidente doméstico y la propia policía científica dijo que hasta podía pensar, por la herida que presentaba, que alguien hubiese entrado en casa y la hubiese atacado", ha añadido el parlamentario.

EL PSOE EXIGE QUE ENTREGUE EL ACTA

El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha exigido al senador de Vox que entregue el acta de parlamentario al estar siendo investigado por la Guardia Civil.

El dirigente socialista ha pedido al líder de Vox, Santiago Abascal, que reclame "inmediatamente" su dimisión a su senador por Ceuta porque "no hay sitio para ningún maltratador en el plenario del Senado".

"El silencio de Vox sobre este asunto iría más allá de su habitual discurso de minimizar la violencia machista", ha denunciado Gil, ya que "la estarían encubriendo al permitir al senador seguir teniendo inmunidad parlamentaria".

El portavoz socialista en el Senado ha defendido que las instituciones democráticas y sus miembros deben ser ejemplares, "incluidos los representantes de la ultraderecha".

"Por eso, Vox y su líder, Santiago Abascal, no pueden ni deben esconderse tras el silencio, ni tampoco deben ser cómplices de un presunto maltratador para que pueda seguir protegiéndose tras su inmunidad parlamentaria, haciendo, por otro lado, un uso absolutamente atroz y torticero de este derecho reconocido por la Constitución", ha remarcado Ander Gil.