+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

José Manuel Soria, acorralado y en manos de Rajoy

El ministro pone su futuro político en riesgo al confirmarse que poseía una sociedad oculta en Jersey

 

José Manuel Soria, acorralado y en manos de Rajoy - PACO CAMPOS / EFE

PATRICIA MARTÍN / GEMMA ROBLES
15/04/2016

El ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, no acudirá este viernes a la reunión ordinaria del Consejo de Ministros. Una decisión que pone de manifiesto la situación de extrema gravedad en que se encuentra el político canario después de que este jueves apareciera una nueva información apuntando a que, junto a su hermano, tenía otra sociedad en el paraíso fiscal de Jersey. Especialmente tras haber dado garantías en público (y también en privado en conversaciones mantenidas en La Moncloa y el PP) de que no tenía vínculos con paraísos fiscales. Su futuro, ahora, está en manos del presidente Mariano Rajoy.

El líder popular ha evitado hacer declaraciones sobre el espinoso asunto. La última vez, este jueves en un acto del PP en Cuenca. Pero habrá de tomar una decisión aún no pudiendo cesar en ningún caso a quien ya ha cesado como el resto de ministros desde el 21 de diciembre. Lo que sí podría demandarle es que abandone el cargo o tomar medidas disciplinarias desde el partido, con la apertura de un expediente informativo o la suspensión cautelar de militancia. De momento, Soria tiene cita el próximo lunes en el Congreso para dar explicaciones sobre por qué su nombre aparece en los ‘papeles de Panamá’.


Así las cosas, se incrementó en las últimas horas la perplejidad y desconcierto que existe desde el martes en las filas populares y los entornos monclovitas por las contradicciones y distintas versiones que Soria ha dado sobre cuál era su vinculación con una empresa de las Bahamas llamada UK Lines y otra británica que, con el mismo nombre, fue fundada por su padre y con la que él decía no haber tenido nunca ninguna responsabilidad, pese a constar como secretario. No obstante, su propia firma aparece no en uno, sino en al menos dos documentos de dicha sociedad y es de suponer que heredó parte de su accionariado cuando falleció su progenitor, en 1990.

Este mismo jueves, el diario El Mundo difundió que además de esto el responsable de Industria era administrador, como su hermano, de la compañía Mechanical Trading Limited, de la isla de Jersey, uno de los paraísos fiscales más relevantes. Dicha empresa se mantuvo viva hasta el 2002 en que se procedió a su disolución a través de un documento firmado por los Soria, pese a que hasta ese momento habían operado a través de un entramado fiduciario.

 

PASO “ATRÁS” O MÁS EXPLICACIONES
 

Esa ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia del PP, hasta el punto de que se ha empezado a reclamar a Soria que dé un “paso atrás”. Otros cargos populares –sobre todo desde los territorios- exigen como mínimo que salga ya a dar más explicaciones sobre la empresa de Jersey sin esperar al lunes, a fin de no eclipsar con este escándalo la agenda prevista del partido en vísperas de unas posibles elecciones. Rajoy, por ejemplo, prevé hacer anuncios, esta vez de educación, en la convención que clausura el sábado en Zaragoza.

También hubo avisos para navegantes desde las redes sociales. El político vasco Borja Semper escribió en Twitter: "En política, con la verdad puedes llegar a muchos sitios, o no, pero hay opción; con la mentira, tarde o temprano te vas a casa".

Desde la Junta de Castilla y León, que gobierna el conservador Juan Vicente Herrera, se le solicitó al ministro una respuesta "con mayor profundidad". Bien es cierto que este barón y Soria se han enfrentado en la pasada legislatura por la política minera del Gobierno.

 

UN TEMA DE HACE 20 AÑOS


El vicesecretario popular Fernando Martínez-Maillo salió la mañana del jueves a la palestra para decir simplemente que Soria tiene que explicarse, tratando de quitar hierro al asunto al apuntar que ya no se hablaba de una sociedad offshore en las Bahamas, como señalaban los ‘papeles de Panamá’ difundidos por el Confidencial y La Sexta.

“No sé si es muy relevante; no sé exactamente de qué se le acusa”, llegó a decir Maíllo en una entrevista radiofónica, para después subrayar que el tema tiene 20 años y que “no sabe” cuál es "la dificultad o problema del caso”. Cierto es que sus palabras llegaron antes de que se conocieran las novedades sobre la presencia de Soria en una sociedad de Jersey. Después de difundirse esta información, la dirección nacional guardó secreto.

En todo caso, desde el pasado martes, tanto en la dirección del partido como en la Moncloa había un importante desconcierto y malestar con la estrategia de comunicación de Soria puesto que él mismo ha ido añadiendo argumentos confusos sobre su implicación en este caso y dosificando información que, según se van publicando nuevos datos, deja en evidencia su táctica de defensa y hace temer a buena parte de los populares los peores augurios sobre cómo podrá afrontar el ministro una comparecencia parlamentaria que, a todas luces, será muy dura. Según su entorno, este jueves ha estado buena parte del día preparándola a conciencia.