Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

exjefe de la banda terrorista eta

Juzgan a 'Txeroki' por el asesinato del juez Lidón en 2001

Se sentará también en el banquillo Asier Arzalluz Goñi por ser autor material del asesinato junto con 'Txeroki'

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
04/11/2019

 

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzga este lunes al exjefe de la banda terrorista ETA Garikoitz Aspiazu, alias 'Txeroki', por el asesinato a tiros del juez José María Lidón en noviembre de 2001 en la localidad de Getxo (Vizcaya). La Fiscalía pide para él 30 años de prisión.

El tribunal que preside el magistrado Alfonso Guevara también juzgará por estos hechos al etarra Asier Arzalluz Goñi, alias 'Santi', para quien el Ministerio Público pide la misma pena de cárcel al considerar a ambos autores materiales del asesinato. 'Txeroki' fue entregado temporalmente el pasado mes de septiembre por Francia, donde cumple condena por integración en organización terrorista, para hacer frente a este juicio, aunque tiene otras causas pendientes en España por otros crímenes ya juzgados y se le considera autor intelectual del atentado de la T4 de Barajas de finales de 2006 que mató a dos personas y puso fin a la tregua de la banda.

Arzalluz, por su parte, también estuvo en prisión en Francia, pero desde hace diez años cumple condena en España. Se le considera partícipe de numerosos atentados, como el que acabó con la vida del periodista José Luis López de Lacalle o la de dos guardias civiles en Sallent de Gallego (Huesca) y recientemente fue condenado a 33 años de cárcel por el asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado en el año 2000.

HECHOS DEL ASESINATO

Según el escrito de acusación, 'Txeroki' y Arzalluz formaban parte en 2001 del comando de ETA 'Olaia', que fue informado por un colaborador del "domicilio, hábitos, horario y forma de desplazamiento" del juez Lidón, quien entonces era magistrado en la Audiencia Provincial de Vizcaya. La mañana del 7 de noviembre de 2001, los dos acusados esperaron en el exterior del aparcamiento donde Lidón estacionaba su vehículo. Tras observar la salida de un primer coche que no se correspondía con el del objetivo de la banda terrorista, continúa el escrito, los dos etarras esperaron y vieron que a continuación salía otro turismo, éste sí conducido por el magistrado, quien se dirigía, como cualquier otra mañana, a su trabajo acompañado de su esposa.

La mañana del 7 de noviembre de 2001, los dos acusados esperaron en el exterior del aparcamiento donde Lidón estacionaba su vehículo. Tras observar la salida de un primer coche que no se correspondía con el del objetivo de la banda terrorista, continúa el escrito, los dos etarras esperaron y vieron que a continuación salía otro turismo, éste sí conducido por el magistrado, quien se dirigía, como cualquier otra mañana, a su trabajo acompañado de su esposa. 

Acto seguido, 'Txeroki' y Arzalluz, provistos cada uno de un arma de fuego, se acercaron al lado del vehículo donde se encuentra el asiento del conductor y descerrajaron a Lidón un total de siete disparos, causándole la muerte instantánea. Los dos acusados se dieron a la fuga inmediatamente.

30 AÑOS DE PRISIÓN

Meses después del asesinato, concretamente en septiembre de 2002, hizo explosión un vehículo como consecuencia de la manipulación de un artefacto de unos 15 kilos por parte de la persona que ocupaba el asiento del copiloto, Egoitz Gurrutxaga, quien falleció en el acto junto con el conductor, Hodei Galarraga, ambos miembros de la banda terrorista y "sucesores" de los acusados en el comando 'Olaia', según la Fiscalía.

Entre los restos de ese coche se hallaron dos pistolas, una de la marca 'Astra' y del modelo A-100L y calibre 9 mm., la cual después se demostró que fue empleada en el asesinato del juez Lidón. La otra arma no pudo ser plenamente identificada debido al mal estado en que quedó a consecuencia de la explosión. Por todo ello, la Fiscalía de la Audiencia Nacional pide para los dos etarras acusados 30 años de prisión por un delito de atentado terrorista, así como una indemnización de 500.000 euros a la familia del magistrado.

Las noticias más...