+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Auto de la Audiencia Nacional

Libertad condicional al etarra Troitiño, que abandona la quimioterapia hasta estar en la calle

La Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario Madrid VII (Estremera) permite su salida de prisión para facilitar el tratamiento médico

 

Libertad condicional al etarra Troitiño, que abandona la quimioterapia hasta estar en la calle -

EFE
27/01/2021

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha decretado la libertad condicional para el exdirigente de ETA Anton Troitiño, quien ha decidido abandonar el tratamiento de quimioterapia que sigue hasta que salga de la cárcel, ha informado la asociación de familiares de reclusos Etxerat.

El auto, firmado este martes 26, atiende al criterio de la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario Madrid VII (Estremera) y concede la libertad condicional al histórico etarra al entender que su salida de prisión facilitará el tratamiento médico que precisa el cáncer que padece y atendiendo a la "escasa peligrosidad del sujeto y la dificultad para delinquir".

La resolución judicial, a la que ha tenido acceso EFE, sostiene que no es necesario que exista un "peligro inminente o inmediato para la vida del recluso", sino que el requisito imprescindible para conceder la libertad condicional consiste en que "la estancia en prisión se constituya en un elemento capaz, por sí solo, de provocar acortamiento de las expectativas de vida", lo que la juez considera "acreditado aquí a través del contenido de los informes médicos que obran en la causa".

El otro requisito se refiere a la posibilidad de que el recluso vuelva a delinquir, lo que descarta el auto debido a que "la evolución de la enfermedad le aleja de la capacidad necesaria par decidir y ejecutar un hecho criminal".

En consecuencia, el juzgado accede a la solicitud de libertad condicional por enfermedad "al amparo del principio de humanidad y respeto a la dignidad de las personas que exige nuestro ordenamiento jurídico".

Troitiño deberá comparecer cada quince días ante dependencias policiales o servicios sociales de la administración, no podrá ausentarse de la provincia en la que fije su residencia y tiene prohibido "participar en cualquier homenaje o acto público que se celebre en su honor o en honor a otros miembros de la organización terrorista ETA", además de no poder realizar entrevistas, declaraciones o apariciones en medios de comunicación, entre otras condiciones.

El auto no es firme y puede ser recurrido en apelación en el plazo de cinco días tras su notificación, por lo que Troitiño no podrá salir de la cárcel hasta que la resolución sea firme.

El histórico etarra fue condenado por última vez en marzo de 2018 a 5 años, 11 meses y 29 días de prisión por reintegrarse en ETA tras ser excarcelado por error en 2011 para poder huir a Londres, de donde fue extraditado en mayo de 2017.

Según ha informado Etxerat en un comunicado, el preso ha decidido dejar de recibir el tratamiento de quimioterapia que recibe de forma paliativa, ya que "le resulta inviable poder seguir haciéndolo, tanto a nivel anímico como físico, en el contexto de las condiciones de encarcelamiento".

Esta asociación indica que el recluso ha sufrido "un importante deterioro de su salud" en los últimos días, en los que ha sido trasladado hasta en cuatro ocasiones de la cárcel de Estremera hasta el hospital para recibir la quimioterapia, lo que supone un desplazamiento de una hora y media tanto de ida como de vuelta.

Etxerat denuncia que en la resolución que decreta su libertad condicional se establezca la imposibilidad de ser excarcelado hasta que el auto sea firme, "lo que provoca que Troitiño siga en prisión, sin anteponer el estado de salud crítico del preso".