+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Manuel Chaves, sobre los ERE: "Quizá no todo estuvo bien"

El expresidente andaluz defiende la actuación de la Junta en la gestión de las ayudas y responsabiliza a los empresarios

 

El expresidente andaluz Manuel Chaves, en la comisión de investigación del 'caso ERE', en el Parlamento andaluz. - EFE / JOSÉ MANUEL VIDAL

JULIA CAMACHO
30/05/2016

En calidad de “jubilado”, y apartado ya de cualquier actividad política, el expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves ha comparecido esta tarde en la comisión del Parlamento andaluz que investiga el supuesto fraude de los cursos de formación para negar que se haya cometido a sabiendas cualquier ilegalidad en la concesión de los cursos de formación profesional para el empleo. “No tuve conocimiento de irregularidades, nunca las conocí ni impulsé ni las toleré, y además no las hubiera consentido”, ha apostillado, reconociendo no obstante que “quizá no todo estuvo bien”, en relación a la comisión de actos ilícitos.

El supuesto fraude de los cursos de formación para el empleo, que está siendo instruido en una docena de juzgados andaluces, investiga el supuesto desvío de cerca de 3.000 millones de euros en fondos públicos desde 2002 a 2011. Un dinero que se abonaba a los empresarios que ofrecían cursos y que, según la Policía, en ocasiones cobraban sin llegar a impartirlos, falseaban listados de alumnos o se ofrecían a través de empresas creadas únicamente para cobrar la ayuda y luego desaparecían. Uno de los principales beneficiarios de esas ayudas fue el exconsejero andaluz de Hacienda Ángel Ojeda, cuyo entramado de empresas percibió cerca de 50 millones de euros. La Junta además implantó como norma el sistema de exoneración, que permitía que empresas que aún no habían justificado las ayudas anteriores pudieran presentarse a nuevas convocatorias de subvenciones.

APOYADO POR EL PARTIDO


Acompañado del portavoz parlamentario socialista Mario Jiménez y una de las integrantes de la comisión de investigación por parte del PSOE-A, Chaves ha defendido el papel de los cursos de formación profesional en la creación de empleo en una comunidad muy dañada tradicionalmente por el paro. “La formación fue muy positiva”, ha repetido en varias ocasiones, recordando que en 2007 o 2008 la tasa de paro rondaba el 12,5 o el 14 por ciento. “Estoy convencido que la gestión y ejecución de las políticas activas de empleo fue positiva, razonable, útil y eficaz”, ha mantenido.

El exmandatario andaluz se ha remitido a las tesis que ya expuso para excusarse del presunto fraude de los ERE. “Nunca a lo largo de mi presidencia firmé una decisión ilegal o di instrucciones para ello”, dijo, “todas las decisiones del consejo de gobierno fueron legales y ajustadas a la ley”, resaltando además que “no hubo nunca una alerta” ni fuera ni dentro de la administración sobre un posible fraude de ley o irregularidades. No obstante, tanto IU y Ciudadanos le han recordado que la Cámara de Cuentas ya elaboró en 2004 un informe sobre deficiencias en la gestión de estas ayudas y lanzaba una serie de advertencias para enmendarlas.

LOS FUNCIONARIOS


En este punto, Chaves ha concedido que “es posible que hubiera irregularidades, pero no creo que fraude en el seno de la Administración”, momento en el que ha defendido la actuación tanto de los funcionarios como de los cargos públicos. “Posiblemente no todo estuvo bien y es posible que hubiera actos ilícitos”, ha dicho, para a continuación responsabilizar de los mismos a los beneficiarios, de los que la investigación policial sospecha que se pudieron enriquecer con hasta un 20 por ciento de comisión de unas ayudas que por ley debían gestionarse sin ánimo de lucro.

“Quien estaba cometiendo el acto ilícito era el empresario, el que cobra, no a la administración”, ya que la Junta de Andalucía siguió los tramites y la documentación necesaria. En cualquier caso, ha valorado que “el fraude, por lo que he leído, fue muy pequeño”.

Tras la comparecencia de Chaves, está previsto el turno de José Antonio Griñán, sucesor en la presidencia de la Junta de Andalucía. Mañana martes será el turno de la actual presidenta regional Susana Díaz, que cerrará esta primera tanda de comparecencias justo antes de la campaña electoral.