Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CONGRESO DEL PDCAT

Pascal busca un pacto con los críticos del PDECat para salvar el cargo

La coordinadora del PDECat, Marta Pascal, a su llegada a la asamblea del partido

Fidel Masreal
20/07/2018

 

Sí, es posible que el congreso del PDECat, acabe el domingo con un pacto en el último minuto, al estilo convergente de toda la vida, entre las familias actualmente enfrentadas. Pero aunque sea así, y según admiten unos y otros sectores, el partido quedará irremediablemente tocado. Y es que el inicio del cónclave este viernes ha sido escenario, de nuevo, de acusaciones mutuas de falta de voluntad negociadora entre unos -la actual dirección, surgida del congreso fundacional, que lidera Marta Pascal- y otros -los críticos, fieles al 'expresident' Carles Puigdemont.

Estos últimos bautizaron como "pacto de Lledoners" la oferta de que Pascal deje de ser coordinadora general y se integre en una dirección en la que estén representadas las distintas familias, con un presidente del partido (que sería David Bonvehí, actual número dos de Pascal) y una vicepresidencia.

Además, se crearía una "comisión de transición" integrada por el presidente, el vicepresidente o vicepresidenta y los tres 'exconsellers' del partido encarcelados (Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn) para iniciar el proceso de integración del PDECat en la Crida Nacional per la República que impulsa Puigdemont. Según los críticos, a media tarde los 'exconsellers' aceptaban esta oferta, pero era Pascal la que la rechazaba.

El intrincado consenso
En cambio, a la llegada al cónclave, la propia Pascal lo negaba todo: "Estamos trabajando por una candidatura de consenso, no ha habido ningún pacto rechazado". La actual líder se aferra a la idea de que la integración en la Crida de Puigdemont es compatible con el mantenimiento de un PDECat fuerte. Y lanzaba un mensaje de unidad y buena voluntad respecto a los críticos: "Nos pondremos de acuerdo, no hay diferencias de fondo insalvables".

Una manera indirecta de decir que lo que se dirime no es si el PDECat es más o menos partidario de la Crida de Puigdemont o de acelerar en la ruta soberanista, sino simple y llanamente una lucha interna por el poder. Así las cosas, el sector crítico está decidido a presentar una lista alternativa a la actual dirección -que pilotaría el alcalde de Molins de Rei, Joan Ramon Casals-, algo para lo que dispone de tiempo hasta el domingo por la mañana.

Mientras, se sucederán los contactos entre familias y la negociación de las ponencias, en las que los díscolos querrán introducir un mensaje claro de integración del partido en la nueva plataforma de Puigdemont, que pretende ser una apuesta independentista ideológicamente transversal que se presente a las elecciones con el compromiso de hacer efectiva la "república catalana". En la defensa de su informe de gestión, a puerta cerrada, Pascal envió un guiño a los díscolos al apostar "sin ninguna duda" por que el PDECat se una a la Crida del 'expresident'.

Un partido dividido
Que el partido no pasa por su mejor momento es una evidencia y se muestra en detalles como la ausencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la sesión inaugural, o la incógnita sobre si Puigdemont intervendrá en algún momento de la asamblea. El expresidente de la formación y de la Generalitat Artur Mas solo asistirá a la clausura.

Todo ocurrirá en un ambiente de clara división interna. Sirva como ejemplo un sondeo a pie de asamblea entre más de una veintena de asociados al PDECat este mismo viernes. Los partidarios y los detractores de Pascal prácticamente estaban empatados. Entre los contrarios a Pascal, mensajes como este: "Ha puesto el freno de mano, quiere llevar al partido a un catalanismo moderado". En cambio, sus partidarios alegan que "se ha encontrado un poco sola". "Prefiero a Pascal que a Casals", opina otro asociado.

"Espero al mensaje de Puigdemont para acabar de decidir", afirma otra de las 2.000 personas que forman el congreso. "No tengo ninguna confianza en el alcalde de Molins", se expresa otro afiliado del PDECat. Pero también entre los que tomarán este domingo la decisión hay quien duda.

Dos años de heridas y recelos
El telón de fondo de las discrepancias es una batalla por el poder que ya se libró en el congreso fundacional del 2016, en el que Pascal se impuso contra pronóstico a pesos pesados de la formación, como Turull. Un cónclave inicial que dejó heridas y recelos. Los críticos ven a Pascal condescendiente con el 'procesismo'. La dirección les acusa de presentarse ahora como fieles escuderos de Puigdemont cuando algunos de ellos le echaron en cara en octubre pasado que quisiera convocar elecciones anticipadas.

Los contrarios a Pascal le afean que no haya sido fiel al 'expresident', con quien ha discrepado en cuestiones clave como la moción de censura a Mariano Rajoy (que Puigdemont no quería apoyar). Así las cosas, en el inicio del cónclave se sucedieron llamadas a la unidad. "Os pido cohesión", apuntó un contemporizador Xavier Trias.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.