+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA ENCRUCIJADA DEL SOCIALISMO

Patxi López presenta su plan para renovar el PSOE

El dirigente vasco llama a buscar la unidad del partido y restañar heridas en un artículo en 'El País'

 

Patxi López, en la sede del PSOE en Ferraz, el pasado 23 de octubre. - JOSE LUIS ROCA

EL PERIÓDICO / MADRID
05/11/2016

El diputado socialista vasco Patxi López cree que es hora de reconstruir el PSOE, restañar heridas tras las tensiones vividas entre los sectores de Pedro Sánchez y Susana Díaz por el 'no' a Rajoy, y buscar la fuerza de la unidad. López apuesta también por renovar el proyecto del partido porque el mundo ha cambiado, los problemas son diferentes y las viejas respuestas han quedado "anticuadas".

El expresidente del Congreso firma un artículo en 'El País' en el que defiende que el PSOE es "imprescindible" para vertebrar España y para integrar su diversidad en un proyecto compartido, pero tiene miles de militantes y millones de votantes consternados por el "espectáculo" dado por sus dirigentes.

En el artículo 'Un nuevo proyecto para un nuevo siglo', López considera que un país decente es el no deja a nadie abandonado en la cuneta de la marginación y la exclusión y que se construye sobre la libertad, la igualdad de oportunidades y la justicia social.


LAS PROPUESTAS DE LÓPEZ

Propone el exlehendakari reformar la Administración Pública, pues la actual consume "enormes" recursos. "La austeridad en el gasto público debiera ser una virtud reclamada desde la izquierda --explica--, aunque hemos dejado que la derecha usurpara esa palabra para encubrir los recortes de los servicios, que no es lo mismo".

También defiende una reforma fiscal que incremente en cinco puntos los ingresos públicos a cargo, fundamentalmente, de las rentas del capital; y que la política recupere la primacía sobre los "poderes especulativos".

Además, apuesta por definir un modelo de Estado moderno. "Es necesario repensar el concepto de soberanía", dice, pues no hay ningún ámbito en los países europeos que tenga soberanía absoluta. "La nación como concepto de sociedad cohesionada por una identidad común ya no existe --opina--. Tan plurales, en lo identitario, son Cataluña o Euskadi en sus propias sociedades como lo es España en su conjunto".