Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El PNV intentó mediar sin éxito entre Sánchez e Iglesias

Ortuzar cenó en secreto con el líder morado tras reunirse en Ferraz con el presidente. El dirigente vasco constató que ni PSOE ni Podemos ceden en el escollo de la coalición

IOLANDA MÁRMOL
13/09/2019

 

El PNV intentó mediar entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para evitar una repetición electoral el 10 de noviembre, en un esfuerzo final mediando entre ambos dirigentes para intentar que se moviesen de sus posiciones y superasen el principal escollo: la coalición. El intento resultó estéril.

Fuentes conocedoras de las conversaciones han explicado a El PERIÓDICO que el presidente del grupo vasco, Andoni Ortuzar, y el portavoz parlamentario, Aitor Esteban, cenaron el miércoles de la semana pasada con Iglesias y el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, en el reservado de un restaurante del centro de Madrid (el mismo lugar en el que el líder de Unidas Podemos comió con Carles Puigdemont en octubre del 2016).

El encuentro, propuesto por Ortuzar, se produjo después de la reunión que el dirigente vasco mantuvo con Sánchez en la sede del PSOE, en la madrileña calle de Ferraz, de la que salió con un pesimismo que no lograba ocultar. En declaraciones a los medios de comunicación, reconoció que sus deseos no eran la realidad y exhortó a Podemos a buscar un acercamiento. "Casi nos atrevemos a rogarles, a conminarles a que se sienten a negociar cuanto antes", pidió. Tras atender a la prensa, Ortuzar y Esteban se dirigieron al restaurante a cenar con Iglesias y Mayoral.

Fuentes próximas a los dirigentes reunidos confirmaron a este diario que el líder del PNV confirmó entonces que no hay disposición a un pacto. Iglesias le explicó que no estaba dispuesto a apoyar una investidura sin entrar en el Gobierno y Sánchez ya le había dejado claro que considera inviable la coalición.

HERIR AL OTRO

Tras el intento frustrado de mediar entre ambos, Ortuzar ha manifestado que no ve ya ninguna posibilidad de evitar la repetición electoral el 10 de noviembre. "Cada uno ha puesto sus límites y no se ha movido ni un milímetro esperando que, en el último minuto, fuera al otro al que le diera el vértigo y aceptara su posición", opinó en declaraciones a Onda Vasca. Sostiene que los "vuelcos" que se sopesan para desbloquear la situación son más "estrategias para herir al otro" que planteamientos para un acercamiento real.

Entre estas opciones no se muestra favorable a una 'investidura gratis' en la que Iglesias apoyase a Sánchez sin acuerdos de legislatura. "Regalarle los votos y luego no darle posibilidad de gobernar es una barbaridad. Una investidura lleva implícita también mucha responsabilidad en la gobernabilidad futura. Para qué queremos un presidente investido si luego no se le van a dar los votos a favor cuando presenten las leyes? También ese presidente deberá demostrar alguna habilidad y voluntad negociadora para que las cosas salgan adelante. No se ve ni lo uno ni lo otro", plantea.

ERC, en cambio, no descarta esta posibilidad. "Yo, si fuera Iglesias, haría un discurso de investidura muy duro, me erigiría como jefe de la oposición y desbloquearía la situación invistiendo a Sánchez. Seguramente si hace eso sale a hombros del Congreso", señaló este jueves el portavoz parlamentario republicano, Gabriel Rufián.