+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA ENCRUCIJADA SOCIALISTA

El PSOE andaluz defiende ya abiertamente la abstención con Rajoy

"Tan importante es gobernar como liderar una oposición", justifica el número dos de Susana Díaz

 

Susana Díaz, en el Palacio de Congresos de Granada. - MIGUEL ÁNGEL MOLINA / EFE

JULIA CAMACHO
17/10/2016

El PSOE andaluz ya no se oculta y habla directamente de una abstención del grupo parlamentario que de paso al Gobierno del PP. “No descarto abstención si es la fórmula mayoritaria para que no haya terceras elecciones generales”, ha dicho esta mañana el secretario de Organización y mano derecha de Susana Díaz, Juan Cornejo, “a mí no me produce urticaria la palabra abstención”.

Es la primera vez que los socialistas andaluces, la formación más numerosa dentro del PSOE (aporta 20 diputados) y una de las más combativas para descabalgar a Pedro Sánchez de la secretaría general, se manifiesta sin rodeos por la necesidad de una abstención. Una postura que el anterior secretario general siempre les achacó, pero que hasta ahora se había manifestado entre líneas y nunca de forma tan explicita. 

Pero ahora los tiempos han cambiado, el riesgo de una nueva disolución de las Cortes está cada vez más cerca y toca hacer pedagogía para evitar unas terceras elecciones que los socialistas andaluces consideran “nefastas”. Así, la versión que se ofrece ahora es la de que por “responsabilidad de Estado”, y dado que no existe opción de un gobierno alternativo de izquierdas, no cabe bloquear la única candidatura posible, la del PP. "Tan importante es gobernar como liderar la oposición", ha defendido para justificar este planteamiento. 

El encargado de explicitar esta posición ha sido la mano derecha de Susana Díaz, su secretario de Organización. Desde hacía meses numerosas voces reclamaban que la poderosa agrupación del Sur fuera clara y se pronunciara en el debate sobre la investidura, pero las peticiones habían sido en vano en un intento de evitar el daño que ese posicionamiento podía provocar en las aspiraciones de la presidenta Díaz. 

Ahora las cartas ya están claras, porque el tiempo corre en contra. En rueda de prensa tras la reunión semanal de la ejecutiva del partido, Cornejo ha subrayado que “personalmente, no estoy por el no”. Y ha dejado claro que la opción que se adopte ha de ser conjunta, rechazando vericuetos. “No me gustan otras fórmulas que no sea la de ir de frente y por derecho, sin buscar caminos cortos”, ha sentenciado. Y es que los socialistas andaluces no quieren ser los únicos dañados por dejar pasar al PP. 

Los socialistas andaluces no quieren ser los únicos dañados por dejar pasar al PP, y no dudan en enseñar la puerta a quienes no estén dispuestos a acatar la disciplina de voto, como ya ha manifestado el PSC alegando que son una formación diferente. Así, Cornejo ha pedido que quienes no vayan a acatar la decisión de la gestora, entreguen sus actas de diputado porque se presentaron bajo el paraguas "de una candidatura". "Si uno participa en el órgano tiene que cumplir la decisión de la mayoría; no solo si sale abstención, también si sale no", ha insistido.