+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

El PSOE negociará enmiendas a los presupuestos aunque "casi seguro" que los rechazará

Antonio Hernando apunta que buscarán introducir en las cuentas públicas algunos de sus compromisos electorales

 

El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, en la última sesión plenaria del Congreso, el pasado martes. - JUAN MANUEL PRATS

GEMMA ROBLES / MADRID
17/11/2016

Los socialistas ya reconocieron el martes que están negociando con el Gobierno el techo del gasto, el primer paso para hacer posible la aprobación de unos nuevos presupuestos (PGE), y, ahora, apuntan que tampoco se cierran a pactar con los populares las enmiendas parciales en el trámite parlamentario a fin de introducir algunas de sus propuestas electorales, a pesar del "rechazo casi seguro" que piensan darle a las cuentas públicas, como explicó el portavoz parlamentario Antonio Hernando. Según adelantó este diario, los elegidos para negociar con el Ejecutivo en nombre del PSOE son el exministro Valeriano Gómez y el diputado Pedro Saura.

"El año pasado presentamos miles de enmiendas y se nos rechazaron prácticamente todas, pues este año no será tan fácil, pero creo que con todo y con eso el conjunto de los presupuestos no lo vamos a apoyar. Lo digo con bastante rotundidad, o con rotundidad absoluta", ha aseverado Hernando en RNE.

Eso significa que el PSOE está dispuesto a colaborar para que pueda salir adelante el techo, y abrir así el camino presupuestario, pero sugiriendo que después deberían ser otros grupos los que adoptaran la responsabilidad de promover con sus votos que el proyecto de los PGE para el 2017 obtuviese los avales necesarios para superar el trámite en Cortes.


EL REPARTO DEL DÉFICIT

En este contexto ha reiterado que los socialistas están dispuestos a hablar del techo de gasto "siempre que sea suficiente para que las comunidades autónomas puedan atender los servicios públicos", lo que conllevaría que en el reparto de déficit entre administraciones aún pendientes se permitera a las atonomías para el próximo ejercicio un objetivo "superior" al 0,4 o 0, 5 por ciento del PIB, dijo, aunque lo que los socialistas han llevado a la mesa de negociación es que vuelva a ser de un 0,7 por ciento como este año o del 0,6, siempre y cuando se garantice que la diferencia va a parar a la Seguridad Social y no a las arcas generales del Estado. Asimismo demandan que los ayuntamientos con superávit no tengan que destinar el sobrante a sufragar deuda.

Así las cosas, Hernando reclamó al equipo de Rajoy que hable "con todas" las autonomías y los grupos parlamentarios y cumplido ese paso, presente un techo de gasto "asumible".