+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DEBATE DE INVESTIDURA

Rajoy ofrece diálogo al PSOE a cambio de estabilidad

El presidente dice que si la Generalitat cumple la ley está dispuesto a negociar los ingresos. El líder del PP pide al PSOE su ayuda para garantizar la "estabilidad" de España

 

Mariano Rajoy, a su llegada al Congreso, el miércoles 26 de octubre, para pronunciar su discurso de investidura. - JOSE LUIS ROCA

PILAR SANTOS
26/10/2016

Mariano Rajoy ha dedicado parte de su discurso de investidura en el Congreso a hablar del desafío independentista catalán que, a su juicio, es el "reto más grave que tiene España en estos momentos". El líder del PP ha reeditado su compromiso con la legalidad y su veto a cualquier tipo de referéndum, pero se ha mostrado de acuerdo en "buscar fórmulas" para mejorar la financiación de Cataluña. Eso siempre que la Generalitat cumpla la ley, ha subrayado. "El primer paso hacia soluciones que sean más justas pasa por el respeto a la legalidad y a los derechos de todos los españoles", ha dicho en la tribuna de la Cámara baja. 

Rajoy ha afirmado que en estos últimos años siempre ha mantenido su disposición "al diálogo" con los ejecutivos catalanes y ha dado respuesta "a las necesidades reales" de los ciudadanos de esta comunidad, pero se ha mostrado determinado a intentar resolver "el desafío secesionista que algunos están planteando". "He valorado siempre la capacidad de acogida, dinamismo y diversidad de los catalanes, como un elemento que conforma y enriquece nuestra diversidad. Y estoy dispuesto a buscar fórmulas que acomoden mejor la necesaria solidaridad interterritorial", ha declarado. 

NUEVA ETAPA DIALOGANTE: AGENTES SOCIALES, EDUCACIÓN...

Estas fórmulas deberían encontrarse en el marco del nuevo sistema de financiación autonómico, que tendría que haberse reformado hace ya dos años. En este contexto y en un intento de mostrar su nuevo talante conciliador, Rajoy ha anunciado que convocará unaConferencia de Presidentes Autonómicos en el Senado, un foro que no se reunió ni una sola vez durante la legislatura en la que tuvo mayoría absoluta.

En una alocución de 50 minutos en los que ha confesado que ha entendido el mensaje de las urnas, el jefe del Ejecutivo en funciones ha asegurado que su Gobierno estará "abierto al diálogo", "a negociar cuanto sea necesario todas las decisiones" y ha enviado un mensaje al PSOE: el PP no puede dar a España "la estabilidad" que necesita y le pide su ayuda para conseguirla. "La excepcionalidad de las circunstancias exige que se dejen a un lado todas las confrontaciones ideológicas y se sumen los esfuerzos, de manera excepcional, porque se trata de una situación inédita que no conoce precedente", ha dicho en referencia a la abstención anunciada por el PSOE, gracias a la cual Rajoy podrá ser reelegido.

Rajoy ha comunicado también su voluntad de convocar antes de fin de año el Pacto de Toledo, para abordar la sostenibilidad del sistema de pensiones, y también a los interlocutores sociales, con el objetivo de dar impulso al diálogo social y acordar distintas medidas. Respecto a la educación, uno de los asuntos prioritarios para Ciudadanos, al que ha agradecido su acuerdo de investidura firmado en agosto, ha anunciado que en el primes mes de gobierno propondrá crear una subcomisión parlamentaria que permita elaborar un acuerdo consensuado en esta materia "en el plazo de seis meses".

EL DEBATE SIGUE MAÑANA

El debate continuará mañana a las nueve de la mañana, con el PSOE y el resto de grupos. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, confía en que todas las intervenciones en esta primera etapa duren menos que en anteriores ocasiones y mañana por la noche pueda haber una primera votación de investidura hacia la siete de la tarde. En esa primera ronda, Rajoy necesitaría mayoría absoluta, algo que no va a lograr. La segunda votación debe producirse 48 horas después, así que ese momento llegará el sábado a última hora.