+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

REACCIONES AL ACUERDO ALCANZADO EN RABAT.

Recelos entre los policías por las comisarías hispano-marroquís

Imbroda ve la visita de Rubalcaba como una rendición ante el país vecino.

 

Un grupo de españoles muestra carteles de apoyo a favor de las mujeres policías en la concentración - Foto:MUSTAFA HAMED

REDACCIONREDACCION 25/08/2010

La experiencia de comisaría conjunta con Francia en el paso fronterizo de La Jonquera ha sido muy positiva. Todo el mundo está de acuerdo en ello. Pero no ha ocurrido lo mismo con el pacto sellado el lunes en Rabat por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de extender la experiencia a Marruecos. Los sindicatos policiales han reaccionado divididos. La conservadora Confederación Española de la Policía (CEP) cree que no funcionará por la falta de sintonía entre los agentes, mientras que el progresista Sindicato Unificado de la Policía (SUP) opina que es una buena idea que "facilitará el trabajo a todo el mundo".

Es muy difícil llegar a una conclusión cierta a partir de las declaración de los dirigentes de los dos sindicatos. Ambos dibujan un panorama completamente opuesto. Según Ignacio López, secretario general de la CEP, "la comisaría conjunta es un buen invento cuando hay una hermandad y una sintonía humana y profesional, que en este caso no existen". López cree que la escasa preparación de los agentes marroquís dificultará el trabajo.

El secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet, sostiene, en cambio, que "las relaciones entre la policía marroquí y la española nunca han sido malas". "La gente se conoce desde hace muchos años y se llevan bien. Las complicaciones solo llegan cuando se dan órdenes que crean conflicto", asegura.

Quien lleva razón, solo el tiempo lo dirá, pero el CEP desveló una de las claves de su posición al asegurar que con el acuerdo se "premia" a Marruecos. Una posición muy parecida a la expresada por Juan José Imbroda, el presidente de la ciudad autónoma de Melilla, perteneciente al Partido Popular.

Imbroda afirmó ayer que tras la visita de Rubalcaba a Rabat ha quedado claro que "la batalla política la ha ganado Marruecos", porque "frente a lo que estaba ocurriendo en la frontera, la respuesta ha sido pedirnos que nos calláramos y no protestáramos". El presidente de Melilla también abonó la tesis de que el desencadenante de la crisis fue la irritación de Mohamed VI por un vuelo en helicóptero del CNI cuando tomaba el sol en su yate. Para el PSOE, en cambio, la visita de Rubalcaba "ha resuelto el problema", según manifestó el secretario de Política Institucional, Gaspar Zarrías.