+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

GOBERNABILIDAD

El Rey se muestra "muy preocupado" y pide a los partidos que hagan el "máximo esfuerzo"

Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, inaugura las audiencias en la Zarzuela y señala que Felipe VI urge a "explorar todas las posibilidades"

 

El Rey recibe a Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canaria, este martes en la Zarzuela. - EFE / POOL

JUAN RUIZ SIERRA / PILAR SANTOS
26/07/2016

En el primer día de los tres que dedicará a recibir a los líderes políticos para explorar la difícil gobernabilidad de España,Felipe VI se ha mostrado “receptivo y preocupado”, incluso “más preocupado” que en la breve y frustrada legislatura anterior, que desembocó en la repetición de los comicios. Así es como ha encontrado este martes al Rey Pedro Quevedo, único diputado de Nueva Canarias y encargado de inaugurar esta ronda en la Zarzuela, la cuarta en lo que va de año.

El Monarca, según Quevedo, ha señalado que “hay que explorar todas las posibilidades y hacer el máximo esfuerzo” para evitar la celebración de unas terceras elecciones generales.

El jefe del Estado irá recibiendo en el Palacio de la Zarzuela hasta el próximo jueves a los distintos partidos con representación parlamentaria, de menor a mayor, cerrando con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Mariano Rajoy, como candidato de la formación más votada.

UN ESFUERZO "INSUFICIENTE"


El diputado de Nueva Canarias, que concurrió el pasado 26 de junio en la misma candidatura que el PSOE, ha trasladado a Felipe VI que Rajoy “no puede contar” con su voto. “Nuestro candidato es Pedro Sánchez”, ha señalado Quevedo, sin dejar del todo claro si, a su juicio, el líder socialista, que logró 85 diputados, debería intentar su investidura. “Le he trasladado nuestra preocupación. Tenemos la sensación de que Rajoy está trabajando más para unas terceras elecciones que para conseguir su investidura. Ha abierto un proceso de no negociación”, ha señalado el diputado canario sobre la actitud del PP, en su opinión “claramente insuficiente”, en aras de conseguir la reelección del presidente en funciones.  

Tras Quevedo, Felipe VI ha mantenido una audiencia con Isidro Manuel Martínez, de Foro Asturias, y con Ana Oramas, de Coalición Canaria. Por la tarde será el turno de Javier Esparza(Unión del Pueblo Navarro) y Alberto Garzón (Izquierda Unida).

Martínez, que fue en las mismas listas que el PP en los comicios, ha mostrado una posición muy distinta a la del diputado canario. "El PP ha ganado con claridad. Quien tiene que gobernar, por sentido común, es Rajoy", ha señalado el dirigente de Foro Asturias tras su entrevista con el jefe del Estado.

Oramas, en cambio, se ha mostrado muy crítica con la forma en la que el PP ha abordado esta etapa. Su partido, Coalición Canaria, fue el primero en mantener una reunión negociadora con Rajoy, el pasado 5 de julio. Pero desde entonces, ha señalado la diputada, no ha habido ninguna novedad. "Nosotros estábamos abiertos a esa negociación, pero a día de hoy no ha habido movimientos. El documento que ha remitido el PP es un resumen de su programa electoral. Eso es lo que le hemos dicho al Rey", ha señalado Oramas, quien se ha mostrado muy escéptica sobre la posibilidad de que la gobernabilidad se desbloquee antes de septiembre.

LA DECISIÓN DEL MONARCA
 

El jueves, después de ver a 14 dirigentes (han declinado los de Bildu y ERC), el Monarca deberá decidir si encarga la formación de Gobierno a Rajoy, o bien prefiere no señalar a nadie, al considerar que no hay un acuerdo en ciernes que garantice el éxito de un debate de investidura.

En el caso de que Felipe VI sí ofrezca al líder del PP la formación del nuevo Ejecutivo, Rajoy podría declinar (como hizo en enero pasado) o bien aceptar la propuesta y, si aún no tiene los apoyos bien atados, pedirle a la presidenta de la Mesa del Congreso, Ana Pastor, un tiempo razonable para conseguirlos y que la sesión extraordinaria se aplace unas semanas.

Ya existe un antecedente en este sentido. José María Aznar, en 1996, reclamó 20 días al entonces presidente de la Cámara baja, Federico Trillo, para rematar el acuerdo con CiU y el PNV.