+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Acto castrense en plena crispación política

El Rey preside la Pascua Militar a 24 horas de la investidura de Sánchez

Tras la bronca en el Congreso, que también salpicó a Felipe VI, el líder del PSOE asiste al que, salvo sorpresas, sería su último acto como presidente en funciones

 

Felipe VI, durante el discurso de Pascua Militar que pronunció el 6 de enero de 2019. - EFE

JUAN JOSÉ FERNÁNDEZ
06/01/2020

Felipe VI preside este lunes la celebración de la Pascua Militar en un acto en el que, además de la reina Letizia, acompañarán al Rey tres representantes de un gobierno en funciones. Al Palacio Real de Madrid tienen previsto acudir los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de Defensa, Margarita Robles, además del presidente Pedro Sánchez, este a 24 horas de ser investido para el cargo.

El acto castrense comienza a las 12 de la mañana, la misma hora en que, para este martes, fijó la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el inicio de la tercera sesión del debate de investidura, en la que se prevé que Sánchez renueve su mandato por mayoría simple.

El momento central de la ceremonia es, como cada año, el discurso del monarca, que siempre centra en aspectos estratégicos y de gobierno de las Fuerzas Armadas. Pero este año ese discurso no se pronuncia en una atmósfera política en calma en España, sino en plena resaca de dos jornadas de gran acritud en el Congreso.

Imprecaciones

De hecho, las alusiones al Rey que la diputada de EHBildu Mertxe Aizpurua hizo durante su intervención en el debate de investidura el pasado sábado fueron motivo de agrios reproches de los parlamentarios de la derecha a Sánchez y a Batet por no salirle al paso. La parlamentaria abertzale tildó de autoritario a Felipe VI por el discurso que pronunció tras el referéndum ilegal del 1-O, y sostuvo que la democracia española nacida del pacto constitucional del 78 vive "una grave crisis de régimen".

Hay otro elemento de tensión que sobrevuela el acto de este lunes. El acuerdo de los socialistas con Esquerra Republicana de Cataluña para obtener la abstención de estos en la investidura inquieta en una parte del estamento castrense.

Esta Pascua Militar se celebra 19 días después de que el general retirado Fulgencio Coll, en la actualidad concejal de Vox en Palma de Mallorca y, pese a su retiro, con predicamento entre sus compañeros de carrera, afirmara en un artículo periodístico que "Pedro Sánchez es un problema para la seguridad nacional".

Parada militar

Como es tradicional, la ceremonia tiene previsto su inicio con una parada militar en la Plaza de la Armería, que se interpone entre el Palacio Real y la catedral de La Almudena. Después, los reyes saludarán a los participantes en el festejo en la Sala Gasparini del palacio, para pasar después al Salón del Trono, donde la ministra Robles y después Felipe VI pronunciarán discursos dirigidos a los miembros de los tres ejércitos y la Guardia Civil.

El año pasado, ante un Pedro Sánchez que acudía a su primera Pascua Militar como presidente del Gobierno, Felipe VI reclamó la bandera española como "bandera de todos" y reivindicó la relación de los militares con la Constitución.

En el salón, además de militares condecorados en 2019 que recibirán sus medallas, estará también el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Fernando Alejandre, el director general de la Benemérita, Félix Azón, los generales jefes de los ejércitos de Tierra, Francisco Javier Varela, y Aire, Javier Salto, y el jefe de la Armada, almirante Teodoro López.

La celebración de la Pascua Militar fue ordenada por el rey Carlos III tras recuperar España la ciudad de Mahón (Menorca) de manos de los ingleses, el 6 de enero de 1782. El monarca pidió que cada seis de enero se transmita la felicitación real a los mandos militares y sus tropas en todas las guarniciones del país.