+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

última votación de investidura

Sánchez pide a la derecha que abandone el "berrinche"

El líder del PSOE promete una ley antibloqueo para evitar nuevas etapas sin gobierno. Reivindica a Azaña y apela al diálogo dentro de la Constitución como clave de la legislatura

 

El presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez en el hemiciclo del Congreso. - DAVID CASTRO

IOLANDA MÁRMOL
07/01/2020

Frente a un hemiciclo que sigue agitando la crispación, más cerca de una grada de estadio deportivo que de un Parlamento, Pedro Sánchez ha pedido a las derechas que rebajen la tensión, que no contagien ese clima de irritación a la sociedad, que superado el debate de investidura, vuelvan al consenso. Lo ha hecho, minutos antes de la votación definitiva, parafraseando al presidente de la II República, Manuel Azaña, lo que ha vuelto a enervar las bancadas conservadoras, que se han revuelto con abucheos. "Todos somos hijos del mismo sol y tributarios del mismo río".

El líder socialista ha reclamado a PP, Vox y Cs que asuman el resultado electoral y abandonen "el berrinche". Ha argumentado que el único propósito de la derecha es bloquear un gobierno progresista y que todos los argumentos que han esgrimido en su contra, como los pactos con ERC o Podemos, solo tenían como finalidad "ganar tiempo" y "tensionar para ver si surgía una posibilidad" de frustrar la formación del nuevo ejecutivo. "Pueden seguir indefinidamente en el berrinche o aceptar el resultado" , ha planteado. 

"No traslademos desde esta tribuna más división a la calle, más irritación a las familias, más desencuentro a las empresas. Eso es también patriotismo", ha defendido, para apelar a la concordia y el consenso como ejes de la legislatura que echa a andar. "Viviremos un tiempo de diálogo para superar los contenciosos territoriales, pero lo haremos siempre dentro de la Constitución".

Sánchez ha hecho un alegato en contra del bloqueo y de que partidos heterogéneos, de la derecha y antisistema, se acaben alineando para impedir la formación de un gobierno. Ha prometido una ley antibloqueo que evite que el país vuelva a estar largos periodos sin ejecutivo, aunque no ha especificado en qué propuesta trabajará.