Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SUMARIO DE LA OPERACIÓN JUDAS

Estos son los explosivos que podían fabricar los CDR presos, según la Guardia Civil

Los agentes acentuaron el control sobre Jordi Ros al detectar que podía fabricar 25 tipos de estas sustancias. Entre ellos figuran el TATP, la nitroglicerina, la termita y el ciclonito, con más poder explosivo que el TNT

Ángeles Vázquez / Juan José Fernández / J. G. Albalat
09/11/2019

 

La Guardia Civil describe hasta 15 tipos de explosivos susceptibles de fabricación con el material con el que contaba Jordi Ros, considerado el 'cocinero' experto del llamado Equipo de Respuesta Táctica (ERT), en prisión por orden de la Audiencia Nacional desde el pasado 26 de septiembre por los delitos de integración en organización terrorista, conspiración para cometer estragos y tenencia de explosivos.

En un informe fechado 20 días antes de los arrestos, la Guardia Civil asegura que con los materiales con los que el grupo contaba podían fabricar los siguientes explosivos: nitrato de amonio, termita, ANFO, RDX, explosivo de nitro almidón, ácido pícrico, picrato de amonio, tricloruro de nitrógeno, peróxido de acetona (TATP, también llamado 'madre de Satán' por el terrorismo yihadista), cristales de triloide de amonio, nitroglicerina, clorato de potasio, trinitrofenilmetilnitramina (tetralita) y botella química de fuego, que es un cóctel molotov algo más complejo con ácido sulfúrico.

El control sobre Ros se acentuó precisamente al detectarse que había adquirido o se había interesado por adquirir 25 litros de ácido sulfúrico al 99%; 25 litros de ácido nítrico al 60% (también preguntó por el del 65%); la misma cantidad de ácido clorhídrico y otros tantos de amoniaco; un litro de formol; nitrato de potasio al 99,8%; una caja de jabón (cuya composición también destacan los expertos); 200 kilos de parafina; cuatro botellas de agua oxigenada, y un kilo de carbonato de potasio.

También habían adquirido virutas de hierro, cojinetes con 20 bolas de acero del tamaño de canicas, tres cajas de tornillos y ruedas, trozos de aluminio, óxido de hierro y resto de pilas. Además, contaban con material para fabricar un laboratorio: cámara frigorífica, botas de seguridad, respirador con filtro para pintura y químicos, báscula de precisión, aparato para la electrólisis y filtros artesanales y de café.

TERMITA

Según los expertos, "uno de los productos que con mayor probabilidad estarían intentando elaborar es la termita, en primer lugar, por la sencillez del proceso, y en segundo lugar, porque disponen de la totalidad de los precursores necesarios", como el óxido de hierro. Este explosivo "puede ser de gran utilidad para llevar a cabo sabotajes, debido a que es una sustancia capaz de fundir metales con facilidad".

También considera "muy posible que el entramado investigado esté tratando de producir nitrocelulosa y ácido pícrico", pues "se han detectado en anotaciones manuscritas recuperadas de la basura de uno de los investigados, junto con la cloratita y la tetralita".

EXPLOSIVOS AL DETALLE

El informe, además, detalla cómo se convierte el material adquirido por los ERT para crear el explosivo concreto y sus respectivas características. Por ejemplo, del nitrato de armonio explica que al tratarse de un fertilizante "su adquisición es mucho más fácil que la de otros componentes para la fabricación de explosivo". Añade que al mezclarse con combustible, "especialmente los derivados más volátiles del petróleo", produce otro explosivo denominado ANFO (de sus siglas en inglés Ammonium Nitrate Fuel Oil).

De la termita, con la que los agentes vieron a los ERT experimentar por la noche, señala que "es una mezcla de combustible oxidante que se usa para generar un elevado poder calorífico. Crea una reacción exotérmica que produce una temperatura de calor de cerca de 2.200 grados. Es difícil de iniciar, pero si se consigue, es uno de los iniciadores más efectivos".

Y respecto a la nitrocelulosa, los neafirma que "es más estable que la pólvora negra y produce mucho más volumen de gases calientes", así como del RDX, que también llama "ciclonito, o composición C-1 (cuando se mezcla con plastificadores), uno de los explosivos más utilizados por los militares, ya que tiene 150% más de poder explosivo que el TNT y es más fácil detonarlo".

Las noticias más...