+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL TABLERO CATALÁN

El suplicatorio: ¿cómo y cuándo podría perder Puigdemont la inmunidad?

Así será el trámite para retirar la inmunidad al 'expresident' y a Toni Comín

 

El hemiciclo del Parlamento Europeo en Estrasburgo. - AP / JEAN-FRANCOIS BADIAS

SILVIA MARTINEZ
13/01/2020

El expresidente Carles Puigdemont y el exconsejero Toni Comín son eurodiputados desde el pasado 2 de julio y gozan de la inmunidad parlamentaria que acompaña al cargo. Así se desprende de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 19 de diciembre sobre el caso del líder de ERC, Oriol Junqueras. La maquinaria judicial española ya se ha puesto para que la Eurocámara les levante la inmunidad y puedan ser juzgados en España. Un procedimiento que llevará su tiempo, pero que habitualmente concluye dando vía libre al levantamiento del aforamiento.

¿En qué consiste la inmunidad?

Se trata, según la normativa interna de la Eurocámara, de "una garantía de independencia" y "no un privilegio personal" de los diputados, diseñado para "proteger al Parlamento y a sus miembros frente a procedimientos judiciales relacionados con las actividades realizadas en el ejercicio de las funciones parlamentarias, y que no se pueden separar de las mismas". Dicho de otra forma, una protección para que los eurodiputados puedan ejercer su mandato sin interferencias políticas.

¿Cuáles son los pasos a seguir?

Una vez que el presidente del Tribunal Supremo solicita el levantamiento de la inmunidad al presidente del Parlamento Europeo, el italiano David Sassoli en este caso, se registra la solicitud y el presidente lo comunica al pleno con vistas a remitirlo a la comisión de asuntos jurídicos, que es la responsable de examinar la solicitud y emitir una recomendación. Este anuncio es el que Sassoli efectuará este lunes en Estrasburgo.

¿En qué consiste el examen?

La comisión de asuntos jurídicos, que no es un órgano jurisdiccional y, por lo tanto, no valora la culpabilidad o no del diputado cuya inmunidad se cuestiona ni "las supuestas deficiencias de los sistemas judiciales nacionales", designa un ponente responsable del expediente, que no puede pertenecer al mismo grupo o haber sido elegido en el mismo Estado miembro que el eurodiputado. La comisión podrá solicitar toda la información o explicaciones que necesite para elaborar su recomendación, pero el examen de cada expediente incluirá una presentación inicial del ponente, una audiencia facultativa, un intercambio de puntos de vista y una votación.

¿Puigdemont o Comín podrían ser escuchados?

Los eurodiputados afectados tienen derecho a ser escuchados en audiencia –aunque no es obligatorio y pueden renunciar– y a estar representados o acompañados por un abogado o asesor jurídico, aunque este no puede tomar la palabra. La normas solo dicen que en caso de no poder ser escuchados –por ejemplo, por razones médicas–, el procedimiento debe proseguir sin audiencia.

¿Las reuniones son públicas?

No. Todas los expedientes en materia de inmunidad parlamentaria siempre se examinan a puerta cerrada, tanto durante la audiencia con el eurodiputado cuestionado como durante las reuniones de la comisión de asuntos jurídicos. A partir de toda la información recabada, el ponente elaborará un proyecto de informe que, una vez aprobado en la comisión de asuntos jurídicos, tendrá que someterse a votación en el pleno del Parlamento Europeo, que podrá aprobar o rechazar el levantamiento de la inmunidad pero sin introducir enmiendas. La aprobación deberá contar con una mayoría simple. Si el suplicatorio viene motivado por varios cargos, cada uno de ellos puede ser objeto de una decisión distinta.

¿Cuáles son los plazos?

La normativa no precisa ningún plazo concreto. Todo lo que dice es que el ponente y la comisión responsable "procurarán concluir cada expediente de inmunidad con la mayor celeridad, teniendo en cuenta la relativa complejidad de cada caso". En la práctica, el plazo suele rondar entre los tres y los seis meses, aunque puede prolongarse algunos meses más.

¿Siempre se suspende la inmunidad?

El Parlamento Europeo aprueba generalmente casi todas las peticiones que recibe para levantar la inmunidad de sus eurodiputados. Según la normativa, "no se puede suspender la inmunidad cuando la investigación, detención o el procedimiento judicial se refieren a las opiniones o votos emitidos en el ejercicio de sus funciones". Además, cuando el procedimiento no tiene relación con la tarea de eurodiputado, "procede la suspensión" salvo que "la intención subyacente en el procedimiento judicial consista en perjudicar la actividad política de un diputado y, en consecuencia, la independencia de la institución".

¿Cuántas peticiones ha habido?

En las últimas legislaturas han ido aumentando el número de suplicatorios recibidos, hasta los 60 durante el pasado mandato, de los que se aprobaron 55. En el 2019, por ejemplo, se presentaron media docena de peticiones, de las cuáles se han resuelto dos. La última solicitud fue la del portugués Jose Manuel Fernandes, a petición del departamento de investigación criminal de Oporto, en el marco de una investigación sobre supuesta malversación, y se concedió en menos de cuatro meses. Entre los políticos contra los que se han cursado más solicitudes están Jean-Marie Le Pen y Marine Le Pen. Todas fueron autorizadas.