Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CAUSA POR REBELIÓN

El Supremo confirma el procesamiento de Puigdemont y el resto de líderes del 'procés'

La Sala de Apelación hace firme el auto del juez Llarena que les procesó por rebelión, malversación o sedición

EL PERIÓDICO
27/06/2018

 

La Sala de Apelación del Tribunal Supremo ha rechazado los recursos de apelación presentados por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y otros 14 de los procesados en la causa por rebelión, malversación o desobediencia que impugnaron la resolución. Su decisión convierte en firme el auto de procesamiento tanto para ellos como para el resto de los procesados, aunque no lo recurrieran, porque se entiende que renunciaron a impugnar la acusación realizada contra ellos.

Además de los recursos de las defensas, la Sala también hace lo propio con el recurso de la acusación que ejerce Vox, que pretendía procesar por rebelión al expresidente Artur Mas y a la expresidente de la Associació de Municipis per a la Independència Neus Lloveras.  

La firmeza del auto de procesamiento supondrá la aplicación automática del artículo 384 bis de la ley de enjuiciamiento criminal por parte del juez instructor, Pablo Llarena. El magistrado de oficio, es decir, sin que se lo tenga que solicitar ninguna parte, dictará la correspondiente resolución para aplicar este precepto que supondrá la pérdida de escaño de los siete que aún lo conservan, cinco en prisión y siete huidos de la justicia.

Se trata del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, los 'exconsellers' Raül Romeva, Jordi Rull y Josep Turull y el expresidende de la Assamblea Nacional Catalana Jordi Sànchez. Y huidos son Carles Puigdemont y Toni Comín, cuya prisión también fue decretada. A la que no afectaría esta medida es a Meritxell Serret, nombrada este mismo lunes, delegada del Govern ante la Unión Europea, ya que ella está procesada por malversación y desobediencia, pero no por rebelión.

Uso del poder torticero
La Sala considera "suficientemente razonable" calificar los hechos como delito de rebelión, porque existió "un alzamiento" con un uso "torticero" del poder para conseguir la independencia de Catalunya al margen de la ley. Sostiene que los indicios disponibles en este momento procesal permiten considerar que la calificación de un delito de rebelión es “suficientemente razonable” como para no descartarla de modo absoluto, aunque recuerdan que este tipo de resolución formaliza una imputación y constata la existencia de indicios racionales de la comisión de un hecho y de la participación de las personas a quienes se procesa. La calificación que establece no supone que no puedan calificarse de otra forma, como podría ser la sedición.

Admite que la rebelión evoca a pronunciamientos militares, pero añade que "aunque la violencia debe estar necesariamente presente, cabe una rebelión sin armas. No se opone a ello la existencia en el Código Penal cuando se cometa con armas, pues no suponen otra cosa que previsiones legales para los casos más graves”, subraya la Sala en respuesta a Jordi Cuixart que citaba en su recurso como ejemplos de rebelión a los alzamientos militares de 1936 y de 1981.

"No es descabellado -afirma el auto- sostener en este momento procesal que existe un alzamiento cuando las autoridades legítimas de una comunidad autónoma, integrada como parte de España, deciden, desde el ejercicio del poder, derogar de hecho la Constitución, el Estatuto que garantiza y regula su amplísimo autogobierno y el resto del ordenamiento jurídico que se oponga a sus designios, sustituyendo todas esas normas por otras emanadas de sus propios órganos legislativos, negando con todo ello la autoridad del Estado y constituyéndose en un poder político absolutamente autónomo, utilizando de forma torticera un poder que les fue conferido con otras y muy diferentes finalidades”. 

Sistema de engaño
En opinión de la Sala, existen indicios racionales de malversación porque hubo "se organizó un sistema de engaño que, bajo la apariencia de partidas presupuestarias correctamente ejecutadas, ocultaba el destino de cantidades a otros fines relacionados con la celebración del referéndum, lo cual resulta suficiente a los efectos de considerar la existencia de los indicios racionales de criminalidad que exige el procesamiento”. Según el último informe de la Guardia Civil, la cantidad malversada ascendió a 3,2 millones de euros.

El auto, de 48 páginas, rechaza la alegación de persecución política que hacían todos los procesados y reitera que en este caso se persigue a quienes asaltaron la ley por la vía de los hechos, no por opinar de una forma determinada. 

Desobediencia no aislada
En cuanto a la desobediencia, por la que se procesó a los que eran miembros de la Mesa del Parlament, salvo su presidenta, Carme Forcadell, que lo fue por rebelión, el auto recuerda que los actos por los que han resultado procesados “no se han producido en una ocasión aislada respecto de una concreta resolución, sino que, al menos desde noviembre de 2015, las resoluciones del Tribunal Constitucional, que fueron oportunamente notificadas a los obligados por ellas, fueron sistemáticamente ignoradas, y por ello incumplidas, por los procesados".

El auto discute el argumento de los recurrentes de que únicamente pretendían ejercer el derecho democrático al voto diciendo que en el ámbito de las democracias desarrolladas ese derecho no se puede ejercer en cualquier momento, de cualquier manera o sobre cualquier aspecto.

"España es una democracia perfectamente homologada dentro de la Unión Europea, con una Constitución muy asentada y de observancia y aplicación normalizada. Incluso, puede decirse, es un sistema extremadamente generoso, en tanto que permite la presencia y actuación en su seno de quienes pretenden abolirlo, en pie de igualdad con quienes lo defienden”. Ello no implica que “un grupo de ciudadanos más o menos mayoritario, aunque sea numeroso, no puede dejarlas sin efecto acudiendo a vías de hecho o fuera de las vías legales. En esas circunstancias no se justifica el asalto a la ley y su derogación acudiendo a vías de hecho", añade.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.