+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Se negó a comparecer voluntariamente

El Supremo interrogará el jueves al número tres de Podemos por un altercado en Canarias

Alberto Rodríguez está imputado por atentado contra la autoridad y delito leve de lesiones. El fiscal pide para él un año de prisión y un mes de multa, al instruirse la causa antes de ser diputado

 

El Supremo interrogará el jueves al número tres de Podemos por un altercado en Canarias - REUTERS

ÁNGELES VÁZQUEZ
24/01/2021

El diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez Rodríguez comparecerá este jueves como imputado ante el magistrado del Tribunal Supremo Antonio del Moral en la causa abierta contra él en el Tribunal Supremo, dada su condición de aforado, como presunto autor de un delito de atentado contra la autoridad y un delito leve o falta de lesiones. El número tres del partido liderado por Pablo Iglesias rehusó comparecer de forma voluntaria lo que habría evitado tener que cursar un suplicatorio a la Cámara para poder interrogarle.

Resulta que la causa estaba tan avanzada en Canarias que ya se conoce la petición de pena de la Fiscalía, consistente en un año de prisión por el delito y un mes de multa por las lesiones por presuntamente haberle dado una patada a un policía durante unos incidentes ocurridos el 25 de enero de 2014 en una manifestación contra la LOMCE en San Cristóbal de la Laguna (Santa Cruz Tenerife).

La causa se abrió en el Supremo a instancias del Juzgado de Instrucción número 4 de La Laguna, que ya había abierto incluso juicio oral contra Alberto Rodríguez, lo que se dejó sin efecto tras su elección como diputado y pasar a ser aforado ante el Supremo. El Juzgado de La Laguna remitió entonces una exposición razonada al Supremo con los indicios de la actuación del parlamentario.

El instructor, Antonio del Moral, ofreció al diputado la posibilidad, al amparo del artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, de declarar de forma voluntaria, sin necesidad de cursar el suplicatorio, pero Rodríguez lo rechazó y se remitió a la declaración que había hecho ante el juzgado de instrucción de La Laguna.