+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Zona de Gran Aluencia Turística La situación en las cuatro ciudades declaradas

10 o 16 festivos: Badajoz y Cáceres batallan para no renunciar a domingos de apertura

El Consejo Regional del Comercio se podría pronunciar a mediados de abril, aunque su decisión no es vinculante. Mérida acata volver a las 10 jornadas y el comercio de Moraleja quiere conservar la declaración, aunque nadie hace uso de ella

 

10 o 16 festivos: Badajoz y Cáceres batallan para no renunciar a domingos de apertura -

Rocio Cantero Rocio Cantero
10/04/2016

Que las grandes superficies puedan abrir 16 festivos o 10. El Ejecutivo autonómico ha iniciado los trámites para revisar las condiciones de los cuatro municipios de la región declarados Zona de Gran Afluencia Turística: Badajoz, Cáceres, Mérida y Moraleja. La decisión supone, en la práctica, determinar si podrán mantener la autorización para que los grandes establecimientos comerciales puedan abrir 16 festivos al año o volver a los 10 autorizados antes. Las posiciones entre los ayuntamientos de las dos principales ciudades y de la Administración regional están enfrentadas --junto a ellos, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, ANGED--. Cáceres, Badajoz quieren mantener los 16 festivos y Moraleja lo vería positivo. Mérida, por el contrario, apoya la pretensión de la Junta de revocar está declaración. No hay decisión ni se prevé a corto plazo y el proceso iniciado se aventura largo y complicado, aunque a partir de la próxima semana podría haber un primer pronunciamiento por parte del Consejo Regional del Comercio.

La semana pasada los ayuntamientos conocieron los informes técnicos de la Dirección General de Turismo que sustentan el camino emprendido por la Consejería de Economía para modificar la Ley del Comercio. En los cuatro casos consideran que la declaración no está justificada y que no hay una relación directa entre la actividad comercial de estas ciudades y su atractivo turístico. Ahora está en vigor el periodo de alegaciones para que se pronuncien los consistorios afectados, la asociación que representa a las grandes superficies y la asociación de comerciantes de Moraleja, que lideró en 2013 la petición para la declaración en el caso de este municipio. Badajoz y Cáceres han anunciado alegaciones, califican los argumentos recibidos como "políticos" y defienden que "no ha cambiado nada" que justifique revocar la declaración como quiere la Junta.

ALEGACIONES Esas alegaciones se estudiarán en la próxima reunión del Consejo Regional del Comercio que se prevé a mediados de abril, y en el que además de los afectados participan representantes de las amas de casa, los consumidores, el pequeño comercio, los autónomos, la economía social y los supermercados.

El consejo emitirá su opinión, pero no es vinculante en la decisión final que adopte la Junta. Tras su pronunciamiento el consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, deberá emitir una resolución con la decisión final, que se comunicará a los ayuntamientos afectados y se publicará en el DOE, cerrando la tramitación. "La resolución puede ser favorable o desfavorable a mantener la zona de gran afluencia", advierten 

desde la Consejería de Economía, que sostiene que no se puede prever si se darán finalmente las condiciones para proceder a la revisión de las declaraciones.


DESDE 2013 Badajoz, Cáceres, Mérida y Moraleja fueron declaradas en 2013 Zonas de Gran Afluencia Turística, lo que les permite abrir seis domingos más al año que al resto de localidades de la región. En el caso de Badajoz y Moraleja pesó su posición fronteriza; con Cáceres y Mérida, el reconocimiento como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Los efectos de la declaración repercuten especialmente en las grandes superficies, porque la Ley estatal del Comercio establece la libertad horaria para todos los establecimientos de menos de 300 metros cuadrados.

Los ayuntamientos de Cáceres y Badajoz son los que más beligerantes se han mostrado con la decisión de la Administración regional. Ambos han presentado alegaciones y además el gobierno pacense no descarta interponer un recurso si la revisión iniciada por la Junta acaba por limitar la actividad del comercio. Precisamente la Confederación Extremeña de Empresarios (Creex) pidió esta semana al presidente de la Junta que se flexibilizaran las posturas en busca de un punto de encuentro que permita desbloquear la situación y evite que desemboque en los tribunales. El consistorio pacense no ha atendido las llamadas de este diario.

"La declaración de Zona de Gran Afluencia Turística, ese apellido , ha supuesto un cambio en el comercio de la ciudad", destaca el concejal de Turismo y Comercio de Cáceres, Raúl Rodríguez, que considera que revocarlo supondría "un frenazo" para la ciudad. Las alegaciones presentadas inciden en esta idea y en el empleo que ha generado en Cáceres.

"Aunque tradicionalmente las tiendas cerraban desde el sábado por la tarde y los festivos, es algo que está cambiando", insiste. Pone como ejemplo los resultados de Semana Santa. "Muchos establecimientos han abierto Jueves Santo y Viernes Santo y nos dicen que los resultados han sido buenos", afirma. El propio ayuntamiento abrió el lunes de Pascua sus centros turísticos. "El comercio debe ser un elemento más dentro de la estrategia de turismo de la ciudad", considera Rodríguez, que se muestra "confiado" en un futuro "consenso" con la Administración regional. "No se trata de imponer medidas restrictivas, sino de fomentar medidas de apoyo y estímulo para el comercio", asevera.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) comparte la postura de las dos ciudades. La semana pasada acusó a la Junta de interpretar de forma "arbitraria" la ley estatal de horarios comerciales para privar a una parte del comercio (las grandes superficies) del derecho a la libertad de horarios que tienen los establecimientos de menos de 300 metros.

Moraleja también ha presentado alegaciones. Las firma la Asociación de Empresarios Rivera de Gata, la misma que promovió la declaración. "La pedimos mirando por el pueblo y presentamos las alegaciones porque queremos que todos los establecimientos tengan libertad de apertura para esos domingos por la mañana, bajo esa fórmula u otra", afirma el presidente del colectivo, Manuel Cayuela.


POR EL PUEBLO La declaración se solicitó en 2013 a petición de un supermercado de la localidad que quería poder abrir los domingos que se celebra el mercadillo. "No podía porque tenía más de 300 metros", recuerda. En todo caso, pocos establecimientos han hecho uso de la libertad de horarios. "Hay cinco o seis tiendas que podrían acogerse, aunque ninguna abre los festivos", reconoce Cayuela, que insiste en seguir siendo Zona de Gran Afluencia Turística a pesar de ello "no para que abran centros comerciales, sino para ayudar a los empresarios del pueblo".

La excepción la representa Mérida, la única que ostenta la declaración que quiere volver a las 10 jornadas festivas de comercio y no recurrirá el informe de la Junta para revocarla. "Coincide con lo que el sector empresarial nos dice, que la apertura de más domingo les perjudica", justifica el alcalde emeritense, Antonio Rodríguez Osuna. Asegura que no se trata de una decisión "predeterminada" de su gobierno, sino de una actitud de "apoyo a lo que el sector empresarial del comercio nos pide".