+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

SOBREEDUCACION

El 32% de los graduados tiene un empleo que le exige menos cualificación

 

G. G.
18/09/2016

La aspiración de todo universitario es ejercer en su campo una vez que termina sus estudios. Pero por contra de lo que la sociedad tiende a creer, estudiar una carrera no es garantía para lograr un contrato que atienda a las características de su perfil académico. De hecho, según refleja el último informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo, en Extremadura hasta un 32,9% de los universitarios que obtienen el título de grado ejercen en puestos de una cualificación inferior a la que les corresponde por su nivel de estudios. La región se encuentra en la misma posición que Valencia y Murcia en cuanto a tasas de inserción laboral de baja cualificación. Son Castilla y León, Aragón y La Rioja las comunidades en las que más de un 40% de los graduados firmaron contratos de menor exigencia académica. Cataluña y Navarra se encuentran en el otro lado de la balanza con una tasa en torno a un 29%.

De acuerdo al estudio que elabora la fundación, la causa reside en la sobreeducación, es decir, el sistema lanza más graduados de los que el mercado laboral es capaz de absorber de modo natural. "La demanda de puestos de altacualificación, que generalmente es realizada por los que son graduados superiores, supera a la oferta realizada por las empresas, que básicamente viene determinada por la estructura productiva de la economía", apunta el informe. Esto se conoce como "empleo no encajado".

Por sectores, en el pasado año más del 23% de los contratos que firmaron los universitarios del país --una cifra extrapolable a Extremadura-- fueron para ejercer de contable, administrativo, empleado de restauración o tareas de venta. Por otro lado, un 7% fueron contratados en tareas para las que no se necesita certificado académico.