+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

HACIENDA YA HA REGULARIZADO MÁS DE 89.400 INMUEBLES EN 224 MUNICIPIOS DE LA REGIÓN

El 90% de los afectados por el plan antifraude del Catastro en Extremadura asume la multa

Las inspecciones, que se realizan desde el aire con satélite y drones, han recibido 7.706 alegaciones. Los propietarios pagarán de media 134 € más de IBI y 338 de atrasos, además de una tasa de 60 €

 

Bloques de viviendas en una vista panorámica de la ciudad de Mérida. - EL PERIÓDICO

Poco han fallado los drones del Catastro, al menos en Extremadura. Más del 90% de los contribuyentes afectados por el plan de regularización catastral han asumido el fraude y aceptado ponerse al día en los pagos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), lo que va a permitir aumentar la recaudación en 42 millones.

Hasta la fecha, son 89.413 los inmuebles regularizados en el marco de esta iniciativa que se puso en marcha en el año 2013 y que ya se ha aplicado en 224 municipios extremeños. Los datos facilitados por el Ministerio de Hacienda reflejan que del total de afectados, apenas un 8,6% ha decidido presentar alegaciones a los requerimientos del Catastro, lo que supone que la inmensa mayoría asume el fraude.

La regularización implica el pago de una tasa de 60 euros, la adecuación del recibo del IBI a las características actuales de la vivienda y el abono de los atrasos. En el caso de la región y para los inmuebles que ya han sido revisados, se ha traducido en un incremento medio de 134 euros en el recibo y un pago de 338 euros en concepto de atrasos.

A pesar de lo «sencillo» que es reclamar, desde el propio ministerio reconocen que la cifra de alegaciones que se han presentado es baja (incluso unas décimas inferior a la registrada a nivel nacional, en el 9%). «Se dan 15 días tras recibir la notificación y el proceso es gratuito. No se necesitan informes técnicos ni periciales, basta con presentar la documentación que el contribuyente estime oportuna para justificar que su inmueble no presenta las características que se le atribuyen», explica Hacienda.

En el caso de que ese escrito de alegaciones no sea estimado, el contribuyente recibirá otra carta. A partir de ahí comienza un nuevo plazo para interponer un recurso de reposición, en el que se pueden incluir nuevas pruebas. Si el recurso volviese a ser desestimado, se puede presentar una reclamación económico administrativa como último recurso antes de llegar a los tribunales.

El problema, según han puesto de manifiesto desde el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), es el desconocimiento del proceso y la falta de información que ha rodeado al plan: muchos afectados piensan que el tema queda zanjado con el pago de los 60 euros y se dan cuenta de que no es así cuando el ayuntamiento gira el nuevo recibo y los atrasos. Y ya con el valor en firme es mucho más difícil reclamar. En total, han sido 7.706 las alegaciones presentadas en Extremadura contra las inspecciones del Catastro y de estas 154 (el 2%) han derivado en recurso de reposición.

SATÉLITE Y DRONES / Los controles consisten en un rastreo desde el aire con satélite y drones, lo que permite obtener imágenes que después se cotejan con los datos que obran en poder de los ayuntamientos y los obtenidos a través del «trabajo de campo» de los técnicos del Catastro. Piscinas hinchables, barbacoas o pérgolas son algunas de las cuestiones que han inducido a error.

El plan de regularización catastral se puso en marcha en el año 2013 junto a la amnistía fiscal y su objetivo no es multar las construcciones ilegales, sino aflorar los inmuebles que no están tributando de forma correcta. Sus directrices vienen marcadas por el Gobierno central, que actúa «de la mano» de los ayuntamientos. De hecho, han sido más de 3.000 los consistorios de toda España que han manifestado al Catastro su interés en acogerse, casi 300 en Extremadura.

El proceso se ejecuta por fases y la lista de las localidades que se revisarán en cada una de ellas se publica antes en el Boletín Oficial del Estado. El plan continuará aplicándose durante todo el 2016 y, previsiblemente, el primer semestre del año 2017.

Noticias relacionadas