Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SENTENCIA DEL JUZGADO DE LO PENAL CONTRA EL ALCALDE DE MALPARTIDA

Alfredo Aguilera, alcalde de Malpartida, condenado a nueve meses de prisión por maltratar a su exmujer

El juzgado de lo Penal estima que la zarandeó, la empujó y la insultó en una discusión

Sira Rumbo Ortega Sira Rumbo Ortega
18/07/2019

 

El Juzgado de lo Penal Número 2 de Cáceres condena al alcalde de Malpartida de Cáceres y portavoz del PP en la Diputación Provincial de Cáceres, Alfredo Aguilera, a nueve meses de prisión por un delito de maltrato contra su exmujer. La titular del juzgado estima que, en el transcurso de una discusión que mantuvieron en julio del 2016, Aguilera "zarandeó a su esposa, agarrándola por los brazos y la empujó", sin que conste que le causara lesiones.

En esta discusión, según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso este diario, también le profirió insultos como "hija de puta, estás loca". Según el fallo no era la primera vez que se dirigía a ella en estos términos, sino que en otras discusiones que mantuvieron ambos en el domicilio que tienen en común la llamó "zorra e hija de puta". Lo hizo también a través de mensajes al móvil, cuando en una ocasión le escribió: "sinvergüenza, miserable, eres lo peor, eres una sinvergüenza y lo vas a ser toda la vida, patética".

Por estos hechos el Juzgado de lo Penal le considera también culpable de un delito leve continuado de vejaciones injustas, por el que le condena a 20 días de localización permanente. Le impone además una orden de alejamiento de dos años y medio.

El juzgado detalla que no se ha podido probar que, tal y como declaró su exmujer en el juicio, la amenazara para que no contara nada de lo ocurrido.

La sentencia no es firme.

Las noticias más...