+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DESESCALADA

Bares a dos velocidades

Tras permitirles las terrazas hace dos semanas con aforo limitado, desde hoy los negocios de hostelería pueden abrir a sus clientes el interior. La previsión es que buena parte de los de las ciudades mayores lo hagan en esta semana

 

Miguel Martín, del bar Vivaldi. - FRANCIS VILLEGAS

Ascensión Martínez Romasanta
25/05/2020

Hoy entran en una nueva fase los establecimientos de hostelería y restauración de las dos provincias extremeñas, en los que ya se permitirá el consumo dentro del local, siempre que no se supere un 40 por ciento de su aforo. Podrá realizarse únicamente sentado en mesas y preferentemente mediante reserva previa y en ningún caso se admitirá el autoservicio en barra por parte del cliente, aunque se puede encargar comida y bebida para llevar en el propio establecimiento.

En la Asociación de Empresarios de Hostelería, Turismo y Ocio de Extremadura (Setex) están convencidos de que la apertura del interior de los bares medianos y grandes será generalizada, según su presidente, Antonio Martín. En cuanto a los negocios más pequeños «puede que esperen algo más». «Van a abrir, otra cosa es que haya negocio», comenta no demasiado optimista Martín, que piensa que todavía los clientes se muestran temerosos. Respecto a la limitación de aforo, no cree que sea un problema, «ojalá los bares estuviesen siempre al 40 por ciento a diario, eso es muy difícil».

En la fase 2, las normas de las terrazas al aire libre se mantienen. Están limitadas al 50 por ciento de la licencia, con una ocupación máxima de 10 personas por mesa Puede ser del 100 por cien si la ampliación se compensa de manera proporcional con espacio para los peatones.

En Badajoz, la portavoz de la Plataforma de Hostelería, Laura García, confía en que esta semana que comienza el Ayuntamiento de Badajoz empiece a contestar a los establecimientos que han solicitado terraza porque no la tenían y conceda esas licencias exprés. En cuanto a las autorizaciones de ampliación para que puedan colocar todas sus mesas, el alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, señaló el viernes que ya se habían firmado más de 90 y otros 50 expedientes estaban terminados.

De forma escalonada

Respecto a la apertura del interior de los bares a partir de hoy en Badajoz, Laura García manifiesta que se hará «escalonadamente» a lo largo de la semana para que de cara al fin de semana ya estén funcionando casi todos. Según sus datos, el 90% de los negocios del Casco Antiguo estarán abiertos. «Cuando acabe la semana, en Badajoz estará abierto el 80% mínimo», según ella conoce La portavoz de esta plataforma apunta que hay muchos bares en la capital pacense que no han abierto ni la terraza y a partir de hoy van a hacerlo. «Es que es necesario, tenemos que abrir, de alguna manera tendremos que empezar a facturar, porque si no esto se nos va de madre».

Sobre las limitaciones del interior, Laura García señala que las dificultades dependerán de los espacios disponibles, pues si son muy reducidos, los clientes seguirán ocupando las terrazas. «Lo que está claro es que la mayoría va a buscar el exterior». Aunque hay locales muy amplios que permiten guardar las distancias, donde se podrá entrar con más garantías para protegerse de las altas temperaturas.
La hostelería tiene claro qué medidas debe adoptar para dar un paso más, «aunque no nos podemos dedicar a estar vigilando al cliente, debemos intentar que todo fluya dentro de la mayor normalidad posible». Según la portavoz de la plataforma de Badajoz, los empresarios están concienciados para cumplir todos los protocolos que marca Sanidad, pero «el cliente tiene que ser un poquito más permisivo, no tan exigente, y darse cuenta de que tenemos que hacerlo bien para dar un servicio en condiciones».

Siendo así, les pide «un poquito de calma, que se conciencien de la situación y que nos ayuden a poder trabajar bien, para que ellos estén seguros».

En el caso de la capital cacereña la apertura de bares a partir de hoy no va a ser generalizada, sino que se irá desarrollando poco a poco. La mayoría ha puesto en marcha toda la maquinaria para poder abrir sus puertas durante esta semana aunque en muchos casos aún no tienen listos todos los requerimientos que obligan los protocolos, por lo que la apertura tendrá que esperar.

Al aire libre

En cualquier caso la hostelería cacereña está más pendiente ahora de la concesión de la ampliación de las terrazas o de nuevas licencias ya que, debido al intenso calor, la mayor parte de los clientes demandan más este tipo de instalaciones al aire libre que los locales de interior. En este sentido el alcalde, Luis Salaya, recordó el pasado viernes que desde que se decretara el estado de alarma se han concedido 53 renovaciones de permisos y nuevas licencias de veladores y en estos momentos se están tramitando otros 20 expedientes de ampliación y renovación, que ya han sido remitidos a la Policía Local para que estudie su viabilidad. En total desde el 14 de marzo el Ayuntamiento de Cáceres ha recibido 91 solicitudes para ampliar las terrazas. Lo que demandan los hosteleros es poder contar con más espacio físico para poder distribuir las mesas respetando la distancia de seguridad.

A pesar del paso a la fase 2, en Plasencia no habrá unanimidad a la hora de poner a disposición de los clientes mesas en el interior de los bares. En la capital del Jerte, unos hosteleros han decidido que se acogerán al decreto y seguirán ampliando sus mesas gracias a esta posibilidad, pero otros con poco aforo creen que «no merece la pena», mientras que hay hosteleros que todavía no han abierto y no tienen previsto hacerlo hasta que no se llegue a la fase 3. Los que se acogerán al decreto lo ven como una forma de seguir ampliando la clientela y quienes continuarán como hasta ahora apuntan que «tenemos que mirar, sobre todo, por la salud de nuestros trabajadores». Porque señalan que no todos los clientes cumplen con las medidas de distanciamiento y al beber y tomarse el pincho hay que quitarse las mascarillas y «estamos hablando de recintos cerrados y no nos fiamos». Tampoco se fían de momento quienes ni siquiera han instalado aún su terraza. Opinan que todavía hay muchos casos y sigue habiendo contagios y prefieren seguir esperando.

En la capital regional no se produjo una apertura masiva de los veladores durante la fase 1 del plan desescalada. De los 109 negocios con licencias de terraza que hay en Mérida, 83 fueron autorizados para abrir este espacio al público, no obstante, muchos hosteleros optaron por esperar al cambio de fase, por lo que se prevé que a partir de hoy aumente la apertura de establecimientos en la ciudad. Para colaborar con las medidas higiénico-sanitarias, el Ayuntamiento de Mérida entregará 800.000 geles monodosis entre comercios y negocios hosteleros para que los repartan entre sus clientes.