+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

La bolsa de moneas de oro

 

22/08/2010

"Era un matrimoniu... ya iban viejitos... El fue a buscal leña... y se encontró una bolsa de moneas de oro.

Iba pa casa más contentu... le dici a la mujel:

--"Mira tos los botonis que he incontrau amarillos... pa que no riñas tanto cuando los pierda de los calzonis".

Ella que los vió y era mu lista..., él era medio tonto..., los cogió, los guardó... Los guardó y se pusu:

--"¿Qué haré yo pa que esti hombri no lo diga?"

Una mañana, se levantó bien tempranu y venga hacel coquillos, venga hacel coquillos... Dispuis los pusu tos pa las canales... Y po la mañana:

--"¡Levántate, que no tienis nunca prisa de livantalti ni ná!, ¡Que han llovío coquillos!" Y venga cogel, y venga cogel... llenarun dos barreñonis o tris... y los metierun pa casa. Dispues fue y dici:

--"Pues una vez que no sabis leel, voIstal con el Señol maestru a vel si te admite pa que aprendas a leel...". Le llevó a escuela..., estuvu con el maestru, el maestru le dici:

--"Va a sel imposible...".

Pero le llevó a escuela, y estuvu yendu unos pocos de días... Los muchachus se reían dIél... Por último, lo dejó. Buenu, po dispues..., dici, una mañana se levanta:

--"No sé..., tieni una tranquilidad..., te estás en la cama hasta las ocho... El burru, ha tenío un burranquinu..." El burru... el burru había tenío un burranquinu... Con que a los ocho días se le acabó la carga de leña y fue a buscal leña... Otra vez se encontró con los hombris que andaban...

--"¡Luegu!, ¿qué buscais?, buenus hombris, ¿qué buscáis por aquí?"

--Pues, una bolsa que hemus perdío con unas moneas de oro...

--"Pues yo las he encontrao... "

Se mirarun uno al otru. Dicin:

--"Pos que suerti vamus a tenel...!"

Buenu, pues llegó a casa con la leña y llama a la mujel:

--"¡Mujel!" --como se llamara..., yo no sé--, "mira, aquí están los de los botonis amarillos..."

--"¿Y qué dicis...?, ¿Qué es lo que dicis...?"

--"Que están aquí los de los botonis amarillos..." Dici:

--"¿Pero es que no te acuerdas cuando llovierun coquillos...?, ¿...y de cuandu yo fui a escuela...?, ¿...y de cuandu tuvo el burru un burranquinu...?"

Se mirarun los dos y dicin:

--Esti hombri está tonto...

Se quedó la mujel con las perras y colorín colorao, mi cuentu se ha acabao.