Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

DATOS DEL INFORME ‘EL ESTADO DE LA POBREZA 2019’

Castigados sin vacaciones

La mitad de los extremeños no puede permitirse disfrutar un periodo vacacional de al menos una semana al año H Al 44,4% no le es posible afrontar gastos no esperados y el 17,9% no logra mantener su vivienda en niveles de temperatura confortables

REDACCIÓN
18/10/2019

 

La mitad de los extremeños no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año, según recoge el último informe ‘El estado de la Pobreza 2019’ que se presentó ayer en la Asamblea de Extremadura con motivo del Día Internacional de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Cerca de 404.000 personas en Extremadura, el 37,6% de su población, estaba en riesgo de pobreza en el 2018, a pesar del descenso registrado del 1,2%, unas 15.180 personas, con respecto al 2017, de acuerdo con este informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social que el miércoles también se presentó en el Senado.

Este estudio detecta grandes diferencias entre las comunidades «del norte y del sur»: las tasas más bajas de pobreza son del País Vasco y Navarra y las más altas se registran en Andalucía y Extremadura.

Así, la comunidad extremeña mantiene en 2018 la tasa más elevada de todas las regiones en el porcentaje de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social (indicador Arope) y tasa de pobreza; la segunda en privación material severa; y la tercera en la tasa de baja intensidad de empleo (BITH).

Así, el indicador Arope se sitúa en la región en el 44,6%, es decir 478.882 personas, repartidas a partes iguales entre hombres y mujeres, una cifra 18,6 puntos más que la media nacional. Este porcentaje ha crecido 6,7 puntos en Extremadura desde 2008 y ha registrado un aumento de tres décimas con respecto al 2017.

Además, la población extremeña en privación material severa era de 91.573 personas en el 2018, lo que supone casi 31.100 personas más que en 2017.

Esto supone que el 8,5% de la población de la comunidad autónoma no puede hacer frente al menos a cuatro de nueve conceptos o elementos de consumo básicos definidos a nivel europeo, como una comida de carne o pescado cada dos días, mantener su vivienda a una temperatura adecuada, hacer frente a gastos imprevistos, disponer de un automóvil o ir de vacaciones al menos una semana al año.

En el desglose de estos conceptos, destaca que el 50% de los extremeños no puede permitirse siete días de vacaciones; el 44,4% puede afrontar gastos no esperados y el 17,9% no puede mantener su vivienda en niveles de temperatura confortables.

Atendiendo a este parámetro de privación material severa, Extremadura presenta el cuarto porcentaje más alto, sólo superada por Melilla (8,6%), Canarias (8,8%) y Ceuta (15,7%). Asimismo, el 15,3% de la población extremeña vive en hogares con baja intensidad en el trabajo.

Renta media

El informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social recoge también que la renta media por unidad de consumo alcanza en Extremadura los 12.367 euros, 4.561 euros inferior a la media nacional (-26,9%) y la más baja de todas las comunidades autónomas, con 1.200 euros de diferencia con respecto a Canarias, que es la siguiente.

El representante de esta red en Extremadura Jorge Mena, que participó en el acto en el Parlamento regional reclamó una estrategia urgente para luchar contra la pobreza y la exclusión social en España, pues «no puede ir el país adelante solo para unos pocos».

Jorge Mena hizo hincapié en otro de los aspectos que pone de relieve el informe y es el de la existencia de los «trabajadores pobres», pues una de cada cuatro personas en España que trabaja llega con dificultades a final de mes, un porcentaje «alarmante», a su juicio.

Las noticias más...