+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PERSPECTIVAS ANTE EL PRINCIPAL PERIODO DE DESCUENTOS

El comercio inicia las rebajas con dudas tras una campaña más floja de Navidad

Confeco pronostica que las ventas caerán un 10% y plantea limitar de nuevo los periodos de descuentos. La incertidumbre, el tirón de las grandes superficies y la venta on line no ayudan a los pequeños negocios

 

Compras en un establecimiento de Cáceres, ya con descuentos la semana pasada. - ANTONIO MARTÍN

R. C. region@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
07/01/2020

Las rebajas ya no son lo que eran. Lo saben los consumidores, acostumbrados promociones en cualquier momento del año desde que se liberalizara la fecha oficial de inicio de los descuentos (en 2012), que hasta entonces era el 7 de enero, una vez que se cerraba la campaña de Navidad. Y lo saben también en el pequeño comercio, que desde hace tiempo ve como se diluye la campaña navideña entre los primeros descuentos del Black Friday que arrancan a finales de noviembre y las promociones con las que algunos tratan de ganar ventas en las semanas siguientes, coincidiendo con la mayor campaña de compras del año.

Pero aunque nada es lo que era, hoy arrancan oficialmente las rebajas y las perspectivas en el sector son poco halagüeñas, con una estimación de ventas que se quedará un 10% por debajo de las cifras que se registraron el año pasado según aprecia la Confederación Extremeña de Comercio (Confeco). Las causas a las que apuntan son la situación que atraviesa el consumo y el sector en la actualidad, por un lado por la “incertidumbre económica» y «la pérdida de población» en la región; y por otro, por la competencia que suponen las grandes superficies y la venta on line y que abocan al pequeño comercio de la región a «sobrevivir», según las palabras del presidente del colectivo Enrique Barrasa, que recoge Efe.

En el diagnóstico de la situación coincide Lucía Prado, gerente de la Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres (AECA). Apunta, eso sí, a que la situación de esta campaña de navidad ha mejorado respecto al año anterior, «aunque lejos de los mejores momentos del comercio, que no ha llegado a recuperarse tras la crisis y está muy debilitado con la competencia de las grandes superficies y el comercio on line».

NUEVOS MODELOS/ «Ves a la gente de mensajería corriendo de un lado para otro para atender los pedidos del comercio electrónico. Notamos mucho su impacto y la reapertura del centro comercial Ruta de la Plata (la principal gran superficie en Cáceres) las ventas y la afluencia de público está siendo más baja este año», asegura Elisa Olmos Floes, integrante de la directiva de la Asociación Astoria, que aglutina a más de 40 empresa de la zona de San Pedro de Alcántara, Motril y ‘los obispos’, una de las principales zonas de compras de la ciudad.

«No está siendo la campaña que esperábamos. No está siendo una buena campaña», asevera. Apunta a causas externas como el contexto económico general y la incertidumbre, pero también a otras cuestiones puntuales como la coincidencia con la reapertura de los nuevos establecimientos del Ruta de la Plata para la campaña de Navidad. Con todo eso, distintos establecimientos de esta y otras zonas comerciales de Cáceres han optado por adelantar los descuentos de las rebajas para incitar a comprar ante una campaña que va «muy floja».

Pero a una campaña bastante contenida se une ahora la incertidumbre por cómo se desarrollará el principal periodo de descuentos del año, teniendo en cuenta que hoy arrancan ‘oficialmente’ las rebajas. «No lo tomamos con paciencia. No esperamos un ‘boom’», dice Olmos.

LIBERALIZADO/ En la calle Menacho la situación de la campaña ha sido dispar, aunque los resultados tampoco han sido buenos y las perspectivas son igualmente cautas para las próximas semanas de rebajas. «Hemos tenido un 17% más de público, pero la cifra de negocio es algo más baja que el año anterior»”, dice Félix Retamar, presidente del colectivo. De hecho, muchos establecimientos allí han optado igualmente por adelantar las rebajas para sumar ventas y lograr liquidez. «Pero en la situación actual habrá establecimientos que tendrán que cerrar después de las rebajas», asegura.

Para Confeco, la decisión autonómica de permitir a los comercios fijar sus propios descuentos en cualquier época del año no fue positiva y entiende que una mayor regulación sería positiva, aunque entiende también que quizás no sea suficiente para revertir la situación del sector.