+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

AUMENTA EL OPERATIVO DE CONTENCION

La Confederación del Guadiana retira más de 1.000 toneladas de camalote al día

La elevada temperatura del agua acelera la propagación de la invasora

 

Camalote en el río Guadina en julio de 2016. -

REDACCION
23/07/2016

La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha aumentado el operativo de contención y control de lucha contra el camalote, ante las altas temperaturas que "favorecen su rápido crecimiento". En estos momentos se están retirando más de 1.100 toneladas diarias, y recuerda que la estrategia definida por los especialistas "se basa en la retirada manual y con maquinaria especializada durante el periodo de parada vegetativa y en la contención con barreras y maquinaria pesada durante los meses de calor".

Según indica la CHG, la temperatura del agua alcanza ya los 29 grados, lo cual "está favoreciendo el rápido crecimiento de esta planta", y por ello se ha reforzado el operativo, que cuenta ya con más de 60 personas distribuidas entre Medellín y la frontera con Portugal. También se ha incrementado el número de barreras de contención y los equipos de maquinaria pesada para poder afrontar la campaña actual.

En cuanto a las labores de contención con maquinaria pesada, se están desarrollando en puntos de extracción en el entorno de Medellín, Villagonzalo, Valdetorres , Mérida y Badajoz. Apunta que aunque la situación "es similar a la de años anteriores", como "principal novedad" destaca la "aparición de manchas de camalote mezcladas entre las del nenúfar mexicano, otra especie invasora, aguas arriba de la ciudad de Badajoz, por lo que se ha reforzado el dispositivo en esta zona.

EN BADAJOZ El trabajo en el tramo entre Talavera y Badajoz es "complejo, debido a la dificultad que supone atravesar las manchas de nenúfar mexicano que atascan las hélices de las embarcaciones", señala la CHG, que también apunta a la abundancia de vegetación arbórea muerta de antiguas riadas.

También se está procediendo a la monitorización de todo el río Guadiana afectado y a la utilización de imágenes multiespectrales de satélites para "mejorar la eficacia de los trabajos de control y facilitar la planificación en los próximos años".